Educación sexual temprana en las casas, ¿sí o no?

Sin lugar a dudas, la educación sexual genera un debate en muchos ámbitos con posiciones encontradas; Cómo educar sexualmente y desde cuando, suelen ser dos aspectos que ponen a muchos sectores enfrentados. No obstante esta discusión, consideramos que la educación sexual no debe ser un tema tabú. Todo lo contrario, la educación sexual debe comenzar desde las casas cuando los niños son, justamente, niños.

Educación Sexual en las casas (no al cuento de la cigueña)

Educación Sexual en las casas (no al cuento de la cigueña)

¿Cuándo comenzar a educar sobre la sexualidad? ¿A quién le corresponde esta educación? ¿Cómo se encara? ¿Debemos educar sexualmente a nuestros hijos desde las casas?

Sin lugar a dudas, la educación sexual genera un debate en muchos ámbitos con posiciones encontradas; Cómo educar sexualmente y desde cuando, suelen ser dos aspectos que ponen a muchos sectores enfrentados. No obstante esta discusión, consideramos que la educación sexual no debe ser un tema tabú. Todo lo contrario, esta educación debe comenzar desde las casas cuando los niños son, justamente, niños.

Pero para que en las casas las familias estén convencidas que la educación sexual debe existir, primero deben borrar algunas falsas creencias, como que la educación sexual solo se trata de relaciones sexuales, genitalidad de los jóvenes y métodos anticonceptivos. Creer esto es totalmente erróneo y conduce a que el tema sexual no se hable hasta determinada edad (en caso de que esta charla llegue), y solo se reduzca a los temas recientemente enunciados.


Para no caer en este gran error que se presenta en miles de casas de todo el mundo, los padres deben comenzar a educar sexualmente desde la casa y a temprana edad de los hijos. Claro que los temas que se hablaran en cada edad no serán los mismos o con igual contenido. Debe existir una adaptación del tema sexual a la edad de los pequeños, pero esta adaptación debe ser real; no se deben inventar cuentos o historias a los niños que nada tengan que ver con la realidad.

El cuento de la cigüeña es un claro ejemplo de ello. Educadores y psicólogos especialistas en sexualidad sostienen que hay que emplear palabras reales y no de fantasía, llamando a las cosas por su nombre. Por ejemplo, no llamar pitito al pene o cotorrita a la vagina. Y en cuanto a qué temas hablar según la edad de los niños, sostienen que éstos van guiando a los padres con sus “inquietantes preguntas” para muchos; ¿Por qué él no tiene “cotorrita”? ¿Por qué crece la panza de la tía? ¿Qué tiene ahí dentro? Estas son las pautas para comenzar  a hablar de la sexualidad, y cómo podemos ver no solo se reduce a las relaciones sexuales, esto va mucho más allá.

Otro punto a resaltar que marcan los psicólogos, muy importante por cierto, es que con la educación sexual a temprana edad, los padres deben transmitirles a los hijos quien puede tocarlos. Con esto me refiero a que cuando los padres están higienizando a los hijos deben enseñarles quien puede hacer eso y quien no, previniendo de esta forma el abuso sexual.

En definitiva, la sexualidad es un amplio concepto que adicionalmente de los temas más debatidos; relaciones sexuales y métodos anticonceptivos; enseña sobre roles de género. Tal como afirma Exequiel Niewolski Cesca, médico tocoginecólogo y educador sexual: «La sexualidad se enseña por lo que se dice y por lo que no se dice. Desde que el chico ve cómo el padre trata a la madre ya está aprendiendo pautas de sexualidad.”

Para concluir, os agrego que cuando los chicos no reciben la información en las casas, la obtienen por otros medios, los cuales la mayoría de ellos dejan mucho que desear. Por ello terminemos con la prohibición de hablar este tema en las casas desde pequeños, y comencemos a educar sexualmente de una forma segura y comprometida.

Foto: Embarazo por Rahego en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...