Educación bilingüe

Si bien siempre hemos oído hablar de él, es hora de que vayamos acostumbrándonos al concepto. Una de las primeras medidas que ha anunciado el Ejecutivo de Mariano Rajoy, además del bachillerato de tres años, ha sido la implantación definitiva de la escuela bilingüe en España. Así que en este artículo conocemos un poco mejor en qué consiste.

Si bien siempre hemos oído hablar de él, es hora de que vayamos acostumbrándonos al concepto. Una de las primeras medidas que ha anunciado el Ejecutivo de Mariano Rajoy, además del bachillerato de tres años, ha sido la implantación definitiva de la escuela bilingüe en España. La Comunidad de Madrid, gobernada por Esperanza Aguirre, presume de haberla llevado a cabo ya hace tiempo. La misma estela están siguiendo otras autonomías, como Andalucía, en los últimos meses. Y tras este ir paso a paso, la intención ahora es generalizar la medida.

La educación bilingüe desde la infancia es todo beneficios


Pero empecemos por el principio. ¿Qué es la educación bilingüe? Según el Instituto Cervantes, se entiende por ‘enseñanza bilingüe’ aquella que «imparte instrucción en dos lenguas» y en la que ambas «son instrumentales y vehículo de las actividades de enseñanza-aprendizaje de cualquier contenido». En la práctica, y según los ejemplos ya vigentes, ello se materializa en el uso de ambas lenguas para impartir la educación en las aulas, de tal modo que los alumnos asimilen y sepan relacionarse en dos idiomas.

En el caso madrileño, el objetivo es que los niños acaben la Educación Primaria capaces de «expresarse e interactuar oralmente y por escrito en situaciones sencillas y habituales», de tal modo que puedan seguir estudiando en esta lengua en Secundaria considerándola no solo una asignatura específica, sino también recibiendo parte de la enseñanza curricular en la misma. Es, por tanto, un bilingüismo progresivo en el que primero se prioriza la lengua materna del estudiante para luego proceder a la introducción progresiva de la lengua extranjera (en este caso, el inglés) hasta lograr un equilibrio entre ambas.

Por tanto, es necesario distinguir este método de la denominada inmersión lingüística, aunque en ocasiones se considere una forma de educación bilingüe. La inmersión no está pensada para el aprendizaje de una lengua extranjera de uso y peso internacional, como es el caso del inglés, sino para garantizar que el alumnado es capaz de expresarse en los dos idiomas oficiales de un lugar. Y para ello se da prioridad a aquel que se encuentra en posición minoritaria y en mayor riesgo de caer en desuso. Es lo que sucede con el catalán en Cataluña, donde este tipo de enseñanza se ha demostrado como un éxito en su contexto.

Si bien, como vemos, cada circunstancia requiere de su particular ‘bilingüismo’, lo que sí que se ha detectado en el caso de las autonomías con más de una lengua es que se puede estudiar en dos idiomas desde la más tierna infancia, además de ser educado en casa del mismo modo, sin los riesgos que se solían achacar a ello en décadas pasadas. Por ejemplo, un retraso en el desarrollo lingüístico. Lo que se sabe a día de hoy, de hecho, es que hablar dos lenguas desde la infancia no solo tiene efectos positivos en el habla, sino también en factores como la creatividad o la capacidad analítica para la resolución de problemas. O al menos así lo han demostrado algunos estudios.

En cualquier caso, están claros los beneficios que tiene el aprendizaje del inglés en las aulas españolas. Supondrá para los jóvenes una mayor facilidad para moverse por el mundo, para relacionarse con gente de otras culturas, para conseguir un empleo e incluso para ampliar las perspectivas educativas. El transcurso de los últimos siglos ya ha decidido por nosotros cual es la lengua dominante en Occidente. Y ya que las lenguas sirven para comunicarse y esta no es una excepción, es una buena noticia que nuestros hijos vayan a tener la oportunidad de ampliar aún más sus fronteras de lo que lo hicieron sus padres.

Foto: Poiseon Bild & Text en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...