Educación anuncia la apertura de los comedores escola/res valencianos en septiembre

Los escolares de la Comunidad Valenciana podrán acceder al servicio de comedor escolar el próximo mes de septiembre, según ha anunciado el consejero de Educación de la Comunidad Valenciana, Vicent Marzà. El objetivo es impedir que ningún niño se quede sin comer durante las vacaciones escolares.

El consejero de Educación de la Comunidad Valenciana, Vicent Marzà, ha anunciado la puesta en marcha el servicio de comedor escolar durante los meses de verano para que ningún niño valenciano sin recursos se quede sin comer. Aunque Marzià ha admitido que no hay recursos, ha afirmado que se implicará a toda la Generalitat Valenciana para que los escolares no tengan problemas con su alimentación.

El responsable de enseñanza ha manifestado la voluntad del Gobierno regional para hacer efectiva la apertura de los comedores escolares desde el próximo mes de septiembre, siempre y cuando se pueda disponer de las becas necesarias para todos aquellos alumnos que también necesitan ayuda el resto del curso. De momento, el consejero de Educación ha pedido unos días de margen para poder calcular la partida de becas de comedor para el próximo curso y así poder anunciar la apertura de los comedores en septiembre.

En el mismo momento en que tengamos calculado el dinero que hace falta, anunciaremos la apertura de los comedores escolares para septiembre. No lo tenemos calculado al 100% pero en los próximos días lo fijaremos.

Asimismo, el consejero de Educación valenciano ha querido recalcar la voluntad del actual equipo de Gobierno de la Generalitat para que “tanto en septiembre como en julio” permanezcan abiertos los comedores escolares para los niños con carencias alimentarias. Con todo, ha reconocido que no se dispone de recursos inicialmente como para mantener el servicio de comedor, pero ha recalcado la voluntad política para hacer este esfuerzo para que “ningún niño se quede ni un día sin comer”.

Marzià ha explicado que la consejería de Educación está “hablando con todas las consejerías y con cuantas entidades haga falta” con el objetivo de evitar que los niños valencianos tengan dificultades puedan recibir una comida diaria. “Haremos todo lo que esté en nuestra mano, tirando todos a una, porque los niños tienen que tener todas las comidas que necesitan” ha recalcado el consejero de Educación de la Comunidad Valenciana.

Es nuestra voluntad que tanto en septiembre como en julio se puedan abrir los comedores escolares y, habiendo este servicio, las becas no pueden estar apartadas de él. [Tenemos el firme propósito que] ningún niño se quede ningún día sin comer.

Los escolares de la Comunidad Valenciana deberán esperar a que la consejería disponga de los presupuestos para becas de comedor escolar para el curso 2015-2016 antes de poner en marcha los comedores escolares durante los meses de verano. Con todo, Marzià ha explicado que será una espera de unos pocos días; de modo que previsiblemente se podrá acceder a este servicio a partir del próximo mes de septiembre.
Por último, tanto Compromís, partido al que pertenece el consejero Marzà, como el PSOE, al que está ligado el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler; contemplan en sus programas la gratuidad del comedor escolar entre determinados colectivos. Así pues, en sendos programas electorales se establece que las familias con rentas inferiores al salario mínimo interprofesional puedan acceder al servicio de comedor escolar de forma totalmente gratuita, ya que lo consideran una “prioridad básica”.

El programa de campamentos de verano es insuficiente

La anterior Consejería de Bienestar Social puso en marcha durante el mes de julio un programa de campamentos de verano en el que miles de alumnos en situaciones económicas y sociales precarias reciben una comida diaria. Además de realizar actividades de ocio organizadas en los colegios, los estudiantes con carencias alimentarias pueden acceder a una comida diaria sin estigmatizarse su situación.

Sin embargo, las limitaciones del programa de Campamentos de Verano han hecho que otras administraciones tomen el relevo durante el mes de agosto, como es el caso del Ayuntamiento de Alicante. El consistorio local se ha comprometido a enviar comida a domicilio para cubrir “esta emergencia social”, traspasando 40.000 euros de otras partidas de Acción Social para garantizar que los niños alicantinos no pasen hambre este verano.

Y donde no llega la administración, llegan las iniciativas privadas, como ha sucedido en algún colegio donde han observado que los niños tampoco podían acceder habitualmente a un desayuno. A nivel local, colectivos de padres de alumnos y entidades como la propia Policía Local han hecho generosas aportaciones de alimentos para garantizar el desayuno y el almuerzo de los escolares cuyas familias pasan serias dificultades para alimentarlos.

Imagen: phalinn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...