Dos dinámicas de presentación

El momento de pararse frente a un grupo por primera vez suele venir acompañado de nerviosismo, impaciencia y una serie de sentimientos que pueden hacer la tarea un poco más difícil, sobre todo si somos novatos en el tema. Es por dicha razón que, a continuación, desarrollaremos dos dinámicas muy sencillas para este tipo de caso

Dinámicas de presentación de grupos

Dinámicas de presentación de grupos

El momento de pararse frente a un grupo por primera vez suele venir acompañado  de nerviosismo, impaciencia y una serie de sentimientos que pueden hacer la tarea un poco más difícil, sobre todo si somos novatos en el tema.

Por suerte existen diferentes dinámicas, que si las preparamos con anterioridad y dedicación, nos pueden ayudar muchísimo en la tarea, permitiéndonos conocer al grupo, al mismo tiempo que el grupo se conocer entre sí.

Es por dicha razón que, a continuación, desarrollaremos dos dinámicas muy sencillas para este tipo de caso.


Me llamo y me pica.

Esta dinámica, cuyo objetivo es conocer los nombres de las personas que conforman el grupo, es realmente muy simple.

Se trata de que uno de los integrantes del grupo comience diciendo su nombre y un lugar del cuerpo donde le pica, para que luego, el siguiente, repita el nombre del primero, el lugar donde le picaba, para posteriormente decir su nombre y el lugar donde a él le pica. Así se irá repitiendo con cada una de las personas:

Por ejemplo:
El participante A dice: Soy Andrés y me pica el pie. Entonces, el participante B dirá: Es Andrés y le pica el pie, soy Juan y me pica la boca. Así irán pasando uno a uno los integrantes del grupo.

La idea es que se realice con una vos alta, para que todos puedan escucharlo, y demostrando con gestos, el lugar donde le pica.

De esta manera lograremos aprender los nombres, presentarnos y distendernos.

Telaraña

Con el mismo objetivo que el anterior juego, la telaraña es una dinámica que nos permitirá conocer mejor al grupo, al mismo tiempo que el grupo se conoce entre sí.

Para este caso necesitaremos de un ovillo de lana y de que todos los participantes, sentados, formen un círculo.

Luego, una de las personas, elegida al azar, tomará la punta del ovillo de lana y se lo lanzará a alguno del resto de los participantes. Aquel que lo reciba tendrá que decir su nombre, sus gustos, sus hobby, y luego se lo lanzará a otra de las personas. Quien lo reciba deberá repetir el nombre de quien lanzó el ovillo, cuáles son sus gustos, para, posteriormente, decir su nombre y preferencias.

Así la actividad se irá repitiendo, pasando por cada uno de las personas del grupo, por lo que se irá formando una telaraña con la lana.

Una vez que todos se hayan presentado, habrá que comenzar a juntar el ovillo de lana, siguiendo el mismo orden, pero de manera inversa. Al mismo tiempo que el ovillo se va recogiendo, el participante que lo reciba deberá decir algo positivo de quien se lo haya arrojado, algo que le haya gustado de los gustos de su compañero, por ejemplo.

Ambas dinámicas nos serán de mucha utilidad para presentar al grupo y comenzar a conocerse.

Buena suerte en el trabajo!

Foto: Grupo por Olinda en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...