Dos actividades para una dinámica original de presentación

En esta oportunidad, les propongo que unamos dos actividades para desarrollar una dinámica diferente, y conseguir romper el hielo de una forma novedosa. No obstante esta propuesta, ustedes pueden utilizar las actividades individualmente, tanto para el momento de la presentación, como para otras ocasiones.

Explicando la dinámica de presentación

Explicando la dinámica de presentación

En esta oportunidad, les propongo que unamos dos actividades para desarrollar una dinámica diferente, y conseguir romper el hielo de una forma novedosa. No obstante esta propuesta, ustedes pueden utilizar las actividades individualmente, tanto para el momento de la presentación, como para otras ocasiones.

Las actividades se llaman, “Buscando a la pareja” y “El espejo”. Así mismo, Buscando a la pareja puede ser implementada para cuando el docente proponga trabajados de parejas o en grupos, y desee que los integrantes de un mismo grupo sean al “azar”, motivando la integración entre todos los compañeros del aula.

Sin más rodeos, les propongo apuntar las actividades, comenzando por “Buscando a la pareja”. En esta actividad, el docente debe preparar diferentes objetos, existiendo dos iguales, y colocarlos en una bolsa o caja. Por ejemplo, puede hacer flores y pintarlas de diferentes colores; dos verdes, dos rojas, etc. Y luego los alumnos deberán sacar un solo objeto de la bolsa, debiendo buscar a la pareja que le ha tocado el mismo objeto.


De esta forma, la unión de compañeros será por el azar. Una vez que están formadas las parejas, estas deberán comenzar a conocerse; se deberán presentar a sí mismos, o bien pueden incluir la entrevista, debiendo usar preguntas para conocerse.

Con esta actividad se fomenta y favorece los primeros contactos y presentaciones con los compañeros, buscando pasar ese momento de tensión, de una forma distendida y divertida.

Ahora sí, luego de haber empleado “Buscando a la pareja”, les sugiero que incluyan la actividad de “El espejo”. Con esta actividad, lograremos un ambiente mucho más ameno, y seguro que habrá muchas risas que contribuirán al momento.

El espejo” se trata de imitar al compañero. Con unos minutos de estar en contacto con nuestro compañero, podremos observar los gestos más particulares que tenga. De esta manera, cuando los alumnos ya estén en parejas (formadas por medio “Buscando a la pareja”), y se deban comenzar a conocer, ya sea porque cada uno le cuenta lo más importantes, o porque se hagan preguntas entre ellos, cada uno deberá tomar nota de esos gestos característicos de la otra persona.

Para finalizar, todos los alumnos se ponen en ronda, y van pasando al centro por parejas. Cada uno de los integrantes, con el trabajo de conocimiento previo, deberá hacer que es su compañero y presentarse como si fuera él, agregando esos gestos particulares que tiene.

Realmente el momento de la imitación es muy gracioso e invita a una diversión asegurada.

Foto: Clase por Terren en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...