Dieta equilibrada para niños

La alimentación en los niños es uno de los aspectos más importantes en su desarrollo. Por eso, y para evitar patologías tales como sobrepeso y la obesidad, la hipercolesterolemia o aumento de colesterol, o el estreñimiento crónico con la consiguiente retención de toxinas, es importante que los niños adquieran los nutrientes necesarios en las porciones justas.

Dieta equilibrada para niños

Una alimentación equilibrada le otorga a quien la practica la diversidad suficiente de alimentos, en cantidades adecuadas, funcionando eficazmente de acuerdo a las características de cada la persona. Es decir, es la alimentación justa de acuerdo a la edad, situación fisiológica, (infancia, embarazo y lactancia- sexo, composición corporal y complexión…) y estilo de vida (activo-sedentario), garantizando los requerimientos de energía y nutrientes que su organismo necesita para mantener un buen estado nutritivo de salud y bienestar.

En el caso particular de los niños, una alimentación equilibrada es realmente muy importante, teniendo en cuenta que la misma le permitirá desarrollar cada uno de sus aspectos de manera correcta. Es por eso que la alimentación de un niño no debe estar basada únicamente en cuestiones de gustos, sino en lo que le otorgará mayores beneficios.

Actualmente existen diferentes patologías que resultan como consecuencia de una alimentación desequilibrada:

  • Sobrepeso y obesidad
  • Hipercolesterolemia o aumento de colesterol
  • Estreñimiento crónico con la consiguiente retención de toxinas

De tal modo, para evitar estas y otras patologías, es necesario que todo niño se alimente de forma equilibrada, obteniendo los nutrientes necesarios, en las cantidades adecuadas. En este punto vale destacar que si bien el agua y la fibra no nutren, sí desempeñan un papel muy importante para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

¿Qué son los nutrientes?

Los nutrientes son las sustancias que nuestro organismo aprovecha para poder hacer posible la vida, y que se encuentran en los alimentos repartidos de forma desigual: hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y minerales.

Los nutrientes dan la energía necesaria para realizar las funciones vitales y el desarrollo de la actividad en general; forman y mantienen órganos, tejidos y nuestro sistema de defensas contra agentes externos e infecciones; y regulan todos los procesos que tienen lugar en nuestro organismo.

Una alimentación equilibrada debe incluir los nutrientes representados en cada uno de sus grupos, en porciones adecuadas. El niño debe comer alimentos ricos en hidratos de carbono, como son los cereales, féculas y legumbres, que le brindarán aproximadamente la mitad de energía que necesitan; y también en grasas, proteínas, vitaminas y minerales. Para conocer las cantidades justas de cada uno de estos nutrientes en la alimentación de un niño os invito a visitar el siguiente enlace, en donde encontrarán una pirámide alimentaria que os dejará bien en claro el concepto: Ver Pirámide alimentaria.

Fuente: Guía infantil y Cyberpadres
Foto: Niño comiendo por Heart Industry en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...