Deficiencias sensoriales

En esta oportunidad, avalando la importancia de la estimulación sensorial, conoceremos algunas razones por las que se presentan deficiencias en los sentidos.

La importancia del medio en la Estimulación Sensorial

La importancia del medio en la Estimulación Sensorial

Hace unos días hemos comenzado a abordar una temática muy solicitado por nuestros lectores. Es así como hemos hecho mención de la necesidad de una estimulación temprana en los bebés, realizando en ellos unos buenos masajes. Y, en el día de ayer, nos hicimos referencia a la importancia de la estimulación sensorial en el desarrollo de los niños. En esta oportunidad, continuando con ésta última, conoceremos algunas razones por las que se presentan deficiencias en estos aspectos.

En un concepto general, podemos decir que la percepción es una actividad del cerebro que pone en juego las funciones psíquicas. Todo lo que percibimos es efecto de una construcción de nuestro psiquismo. A partir de ello, es que los problemas perceptivos pueden producirse, entre otras cosas, por los siguientes motivos:

  • Anomalía de los órganos de los sentidos.
  • Lesiones del cerebro, disfuncionamientos psicóticos o neuróticos.
  • Trastorno de comunicación con los demás (trastornos de lenguaje, delirios, etc.)
  • Alteración de la percepción por diversas y numerosas enfermedades funcionales u orgánicas del sistema nervioso y de los órganos sensoriales.


También podremos encontrar niños con plurideficiencias. Estos niños son quienes pueden tener sus sistemas perceptivos, motrices y comunicativos alterados, y, por dicho motivo, no pueden comprender activamente a los estímulos del entorno. 

Deficiencia sensorial

Deficiencia sensorial

De esta forma, y en la generalidad de los casos, los niños plurideficientes no logran actividad por sí mismos. Ellos experimentan una restricción de sensaciones a nivel motriz, visuales, corporales y, por tanto, una importante dificultad en la percepción.

De aquí el carácter importante y esencial de la estimulación sensorial en el proceso perceptivo y en la relación del niño con su entorno. Un buen proceso de estimulación puede significar importantes cambios en el desarrollo del niño, siempre, y aquí  volvemos un poco a la temática del post anterior, que se encuentre en un entorno estimulante que favorezca a la adquisición de nuevas y diferentes experiencias que recreen nuevas sensaciones.

Esto es importante ya que dentro del desarrollo normal de un niño,  son los estímulos del medio lo que los sentidos van registrando. Por ello tanto hincapié en que el medio que rodea al niño sea estimulante, y se pueda lograr, de esta forma, el crecimiento estructural del cerebro del pequeño.

Otro aspecto para atribuirle al medio que gira en torno del pequeño, es que de éste, junto con la maduración neurológica, depende la densidad de las conexiones sinápticas y la capacidad de rendimiento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...