Creatividad y modelos educativos

El proceso educativo ha cambiado a raiz de diferentes descubrimientos y adaptaciones sobre procesos de aprendizaje e inteligencia, uno de los que mas impacto genera y cambios en las comunidades educativas es el de la creatividad, que aporta elementos nuevos en el proceso enseñanza aprendizaje.

Los parámetros de la educación han cambiado y ahora involucran el manejo de nuevas y mejores  metodologías que le permitan a los estudiantes enfrentar un mundo que evoluciona y se transforma con gran rapidez y que exige cada vez  mas personas con disposición hacia  la originalidad, capacidad de adaptación,  flexibilidad,  visión futura, inventiva,  iniciativa, rompimiento de paradigmas,  confianza, que puedan abrirse y asumir riesgos y  tengan alta  habilidad en el enfrentamiento de obstáculos y que vean los problemas  como oportunidades de crecimiento.

La vida del colegio es una forma de prepararse y  proyectarse  hacia el futuro y  es allí donde se adquieren diversas herramientas que dirigen a la persona a involucrarse en un mundo cada vez mas lleno de innovaciones y cambios de diferentes niveles.

La creatividad es una habilidad que se puede aprender y desarrollar a través de los diferentes procesos educativos, donde se  busca una mejor utilización de los recursos de la persona y su puesta en juego en actividades grupales dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, creando ambientes altamente  flexibles y que propicien el pensamiento integrativo.



Para entender como se da este proceso, es importante definir que se entiende por creatividad, pues ha sido una habilidad que se ha atribuido a los grandes genios o maestros del arte, sin embargo  con el descubrimiento de los diferentes tipos de inteligencia, la concepción acerca de cómo se da la creatividad ha cambiado y se ha incorporado a un proceso de educación creativa como una parte fundamental de  la actividad humana.   Así la creatividad es entendida como  aquel  potencial humano que se da a través de la integración de diversos componentes de pensamiento y elementos cognoscitivos, sumado a elementos afectivos, preceptúales,  intelectuales y de  racionamiento que se ponen en juego para generar respuestas diferenciales, nuevas formas de acción, mecanismos o artefactos diferentes o modelos de comportamiento aplicables a  situaciones cotidianas.

Educar en la creatividad implica educar en la capacidad de asimilar el cambio,  pues se dan procesos de apertura, manejo de situaciones diferentes y rompimiento de paradigmas, es así como integrar la creatividad como parte de los modelos pedagógicos implica que  se den cambios en la estructura tradicional de enseñanza aprendizaje, fomentando el cambio de actitudes en todo el sistema, pues mas allá de desarrollar estudiantes que cuenten con un nuevo nivel de pensamiento, los profesores y la comunidad educativa en general deben  estar preparados para asumir una serie de situaciones nuevas y de respuestas diferenciales que  apoyen el proceso del educando.

También dentro de ese proceso se da un cambio dentro de la idea del perfil esperado del educando, quien a través del desarrollo de habilidades creativas empieza a manifestar conductas que en el pasado podían ser vistas como problemática,  los jóvenes a quienes se le desarrollan y se les brindan herramientas para la innovación y la creatividad tienden a manifestar un espíritu critico,  generan un  buen nivel de liderazgo y se diferencian en su comportamiento  de acuerdo a la forma como manejen su espíritu creativo.
Así podemos tener diferentes tipos de perfiles entre los que se destacan:
 identificador y cambiador de problemas.  Identifica un problema desde otro punto de vista, desde una perspectiva  nueva y brinda soluciones poco convencionales.
 Solucionador.  Toma problemas tradicionales, analiza los factores que lo integran y  genera nuevas ideas de solución que son viables y rompen esquemas.
 Maestro creativo.  Tiende a ser altamente original,  tienden a ser artistas y  gene4ran ideas totalmente  novedosas.
 Dirigiendo los cambios.  Su fortaleza esta en la dirección a otros dentro de procesos de cambio.
 Replicadores. Son los que mantienen el orden establecido y continúan el trabajo de sus predecesores.
 Redefinidores. Los que dan un nuevo giro  a las situaciones.
 Incrementadores. Los que se  mueven a un campo de conocimiento o habilidad especifica.
 Incrementadores avanzados. Los que avanzan en un campo, dan un paso más allá.
 Redireccionadores. Quiénes ponen una organización o un campo de conocimiento o habilidad en una nueva dirección.
 Redireccionadores regresivos. Quienes reintroducen una idea que funcionó en el pasado.
 Reiniciadores. Quiénes inician de nuevo, aportan algo nuevo que modifica la estructura de un campo o una organización.
 Sintetizadores. Quiénes integran las mejores ideas que ya han sido dadas por otros, pero que eran ideas independientes, y que al unirse conforman un nuevo producto o campo y quizá organización.

Y dentro de estos perfiles se dan varias formas de ejercer o poner la creatividad en acción que es donde entra el sistema educativo a apoyar el proceso,  a través de  la búsqueda de diferentes puntos de vista, la alternancia de soluciones novedosas, la creación e innovación de artefactos o ideas diferenciales a las cotidianas, asumiendo riesgos y avanzando en caminos que antes no han sido explorados, esto se da a partir de los esquemas tradicionales y las materias comunes que se han propuesto dentro del currículo, la gran diferencia radica en la forma como se expone al estudiante a estos conocimientos, pues deja de ser un ser pasivo que recibe el conocimiento, lo asimila y lo replica y se convierte en un actor inquieto, inquisitivo y que construye en conjunto con sus padres y maestros los mecanismos que le permitan la mejor asimilación de los datos informativos que la educación tradicional ofrece.

Se trata de  educar personas que se adapten al mundo y que puedan con facilidad ser altamente competitivos contando con recursos de acción y de pensamiento que les permitan abordar los diferentes  campos que la globalización, las comunicaciones y los rápidos cambios tecnológicos han abierto.
Así la creatividad entra a dejar de ser algo excepcional y considerado como un don  o habilidad que  pocas personas pueden exhibir  y entra a convertirse en un comportamiento que puede ser desarrollado por cualquier individuo en diferentes niveles de acción  y que puede además proyectar a las personas a la asimilación del mundo y sus  situaciones cotidianas desde la generación de  actitudes de flexibilidad,  nuevas concepciones del mundo y rompimiento de paradigmas que limitan la expresión de ideas de manera libre.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...