Cómo volver al ruedo sin quedar en evidencia

Quizás haya pasado mucho tiempo desde la última vez que te empleaste y es que la casa, los hijos y la vida social en conjunción con el buen salario de tu esposo te ha permitido quedarte en casa; sin embargo hoy, 30 años después necesitas un empleo. Cómo hacer para no evidenciar que ha pasado tanto tiempo y estás desactualizada.

El vídeo que ven aquí es una broma, pero nos sirve para reflejar -de manera exagerada- lo que pasa a las mujeres que después de varios años de criar hijos, cuidar la casa y dedicarse de manera full time a su familia, necesita salir a trabajar para colaborar con la economía del hogar.

En el vídeo nos muestran cómo una mujer se «reinserta» luego de 30 años de no trabajar, pero realmente no hace falta tanto tiempo entre una actividad laboral y otra, basta con 10 años y hasta podría decirse 5 para que un puesto de trabajo haya sufrido cambios drásticos que exijan una readaptación completa.

Pero, ¿Qué pasa con las mujeres profesionales que desaparecen del mundo del trabajo durante años y años? ¿Alguna vez tiene la oportunidad de volver a donde estaba? Y si así fuera -y lo supiera- ¿cuál es el límite de tiempo que se puede «desaparecer» del mercado laboral?


La gran recesión está empujando a muchas mujeres altamente educadas a completar solicitudes de empleo por primera vez en años, porque sus maridos fueron despedidos, o tienen el temor de ser despedidos o han visto sus sueldos recortados o porque las inversiones de su familia perdieron valor…

Muchas de estas mujeres tienen altos estudios que nunca ejercieron o que dejaron cuando decidieron ser madres y dedicarse a la familia. 20 años después, la necesidad económica obliga a desempolvar el título y calzarse los tacones.

Por supuesto que 20 años se notan y si bien algunas mujeres encuentran viejos colegas o compañeros de estudios en posiciones de mando y capaces de dar una mano ofreciendo un empleo, muchas otras deben hacer un esfuerzo doble o triple: son mujeres, están desactualizadas y tienen más de 45 años.

En general, estas mujeres consiguen empleos luego de largos meses de búsqueda y, en la mayoría de los casos se trata de puestos por debajo de su calificación y con salarios también por debajo de lo que corresponde a su cualificación. Pero la crisis obliga a tomarlos; es necesario sumar una entrada de dinero al hogar.

Pero estas mujeres no tienen un solo trabajo, pues al volver al hogar, luego de su jornada de trabajo -asalariada- el hogar espera con más y más tareas que atender: los niños, la limpieza, los deberes escolares y la cena.

Ellas son objeto de divertidas novelas y series de TV de Nueva York y causan risas y revuelos, según cómo se mire. El mensaje subyacente siempre es el mismo: «El resto del mundo no desaparecen cuando se tienen hijos» y cuando necesitas volver a trabajar te das cuenta que el tiempo ha pasado y muchas cosas han dejado de ser como las recordabas.

En el medio del debate surgen nuevos componentes que parecen desoír esta difícil situación que viven las mujeres que no resignan la familia pero que tampoco pueden perder su carrera profesional; uno de esos componentes está en debate en la UE con la Baja por Maternidad de 20 semanas.

¿Tú que piensas?

Fuente: The Guardian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...