¿Cómo serán las pruebas de evaluación final de ESO y Bachillerato propuestas por Educación?

El Ministerio de Educación ha presentado el borrador que regula las características de las pruebas de evaluación final de ESO y Bachillerato. Las reválidas no serán tipo test, ni se compondrán de exámenes únicos a celebrar el mismo día para todos los alumnos del sistema.

El borrador con la orden ministerial para regular las pruebas de evaluación final de ESO y Bachillerato se debatirán en la Conferencia Sectorial de Educación, en la que se reunirá al Ministerio de Educación y los responsables autonómicos el próximo 13 de mayo. El documento contiene las características de ambas pruebas, que serán necesarias para la obtención de la titulación y el acceso a la universidad a partir del curso 2017-2018.

El texto planteado por el departamento que dirige el ministro en funciones Íñigo Méndez de Vigo cuenta con sustanciales cambios respecto a las pruebas inicialmente planteadas por el ex ministro José Ignacio Wert. La propuesta del Ministerio de Educación se reserva el establecimiento de las características de cada una de las pruebas de evaluación final, el diseño de las mismas y el contenido evaluable que entraría cada curso.

Con todo, el borrador con la orden ministerial dota a las comunidades autónomas de más margen de maniobra a la hora de determinar las preguntas de las pruebas y las fechas de celebración de los exámenes de ESO y Bachillerato. Igualmente, Educación renuncia a la creación de un examen único a entregar el mismo día para los alumnos de todas las autonomías; que en sus principios iba a ser de tipo test con unas 350 preguntas.

La reválida de final de Secundaria (alumnos de 15 y 16 años) se pondrá en marcha para el curso 2016-2017, aunque no será hasta final de curso de 2018 cuando los estudiantes tengan que superar el examen para obtener su titulación de la ESO. La misma situación se repetirá entre los estudiantes de Bachillerato (17 y 18 años), pues la primera aplicación de la reválida de Bachillerato servirá sólo como vía de acceso a la universidad y la del curso 2017-2018 para la obtención del título y la nota de entrada a la universidad.

Características de la evaluación final de Secundaria

  • ¿Cuánto dura? Las pruebas de evaluación final de la ESO podrán tener una duración de hasta 4 días, aunque las comunidades autónomas con lengua cooficial podrán alargar un día más la duración máxima de estos exámenes.
  • ¿Cuántas asignaturas se evalúan? Los estudiantes de ESO deberán hacer frente a los exámenes de siete asignaturas, que serán las cuatro materias troncales, dos opcionales y una específica (salvo Educación Física, Religión o Valores) a elección del alumno.
  • ¿Cuánto influye la prueba en la nota final de la ESO? La evaluación final de Secundaria tendrá un peso del 30% de la nota final obtenida por el estudiante, aunque será necesario obtener un cinco para poder graduarse. En consecuencia, el 70% de la nota final lo determina la media de las calificaciones obtenidas durante los cursos.
  • ¿De cuántas preguntas se compondrá la prueba? El borrador del Ministerio de Educación establece un máximo de 15 ítems que pueden entrar en cada prueba de evaluación final de ESO.
  • ¿Qué tipo de preguntas serán? Según el borrador, las preguntas de las reválidas de Secundaria no serán tipo test, sino abiertas o semiabiertas. También podrán plantearse preguntas de opción múltiple.
  • ¿Los resultados serán públicos? Sobre este punto, el Ministerio de Educación quiere que los resultados sean comunicados directamente a cada centro y que “en ningún caso” se emplearán para la elaboración de rankings de centros de enseñanza.

Características de la evaluación final de Bachillerato

  • ¿Cuánto dura? Las pruebas de evaluación final de Bachillerato tendrán una duración máxima de cuatro días, similar a la duración de las pruebas de Selectividad actuales. No obstante, aquellas comunidades autónomas con una lengua cooficial podrán alargar la duración de las pruebas un día más.
  • ¿Cuántas asignaturas se evalúan? Los estudiantes de Bachillerato se examinarán de ocho asignaturas: cinco materias troncales, dos opcionales y una materia específica a elección de cada estudiante. Las materias de Educación Física y Religión no serán evaluables.
  • ¿Cuánto influye la prueba en la nota final de Bachillerato? La evaluación final de Secundaria tendrá un peso del 40% de la nota final obtenida por el estudiante, mientras que la nota media de las asignaturas obtenidas a lo largo del curso representará el 60% de la nota final. No obstante, será necesario superar esta prueba para obtener la titulación de Bachillerato y como vía de acceso a la universidad.
  • ¿De cuántas preguntas se compondrá la prueba? El borrador del Ministerio de Educación establece un máximo de 15 ítems que pueden ser susceptibles de entrar en los exámenes de evaluación final de esta etapa
  • ¿Qué tipo de preguntas serán? Al contrario que en la idea inicial, las pruebas de evaluación final de Bachillerato no serán de tipo test. Los alumnos deberán responder a preguntas abiertas y semiabiertas; aunque también podrán incluirse preguntas de opción múltiple.
  • ¿Los resultados serán públicos? El Ministerio de Educación incluye en su borrador que los resultados obtenidos por los estudiantes se comunicarán a sus centros. En ningún caso las calificaciones obtenidas en el transcurso de estas prueba serán utilizados para la creación de rankings de centros docentes.

Imagen: ccarlstead

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,50 de 5)
3.5 5 2
Loading ... Loading ...