Cómo se origina la conducta agresiva de los niños

A medida que los niños crecen van experimentando distintas conductas y consolidando su forma de ser. En estos momentos, hay niños que comienzan a evidenciar conductas más agresivas que otros constituyendo, este tipo de conducta, una gran dificultad para los padres. Aquí nos adentraremos en ¿Cómo se origina la conducta agresiva? Ya que comprendiendo el origen de esta conducta uno puede evitar su desarrollo.

Cómo se origina la conducta agresiva de los niños

A medida que los niños crecen van experimentando distintas conductas y consolidando su forma de ser. En estos momentos, hay niños que comienzan a evidenciar conductas más agresivas que otros constituyendo, este tipo de conducta, una gran dificultad para los padres.

¿Cómo se trata la conducta agresiva de los niños? ¿Cómo hacer para que los pequeños no manifiesten este tipo de conducta? Estas y varias cuestiones más se empiezan a ser presentes en los padres de estos pequeños quienes se preocupan por los comportamientos agresivos, desobedientes y rebeldes de sus hijos.

No obstante, la mejor respuesta viene de otro interrogante: ¿Cómo se origina la conducta agresiva? Comprendiendo de dónde viene la agresividad, se puede actuar en consecuencia con el objetivo de que los pequeños no lleguen a manifestarla.

Pero antes de adentrarnos en el origen de la conducta agresiva, debemos saber qué se entiende por la misma. En este sentido, diremos que se trata de una conducta dañina, ya sea física o moral, que se hace a otra persona. Por ejemplo: un niño le pega una patada a otro niño, lo empuja, araña o demás (conducta agresiva física), o bien cuando un pequeño insulta verbalmente a otro (conducta agresiva moral).

Estas conductas son un tanto comunes y comienzan a evidenciarse desde el primer año de vida de los niños. Y para evitar y minimizar las conductas agresivas de los niños es menester comprender que cuando los niños nacen traen consigo impulsos amorosos y agresivos que, a medida que pase el tiempo, se comenzarán a fortalecer o no. En este sentido, el cuidado de los padres será fundamental en la construcción de los vínculos afectivos de los niños como en el desarrollo de las relaciones personales de estos.

El entorno y cómo crezcan los niños es esencial a las conductas que estos experimenten ya que la personalidad se construye a partir del conocimiento del mundo a su alrededor. Así, la familia se comporta como un modelo de actitud, de disciplina, de conducta y de comportamiento, siendo el factor más influyente en el desarrollo de las conductas agresivas de los niños.

Incluso “está demostrado que el tipo de disciplina que una familia aplica al niño, será el responsable por su conducta agresiva o no”. Si los padres son agresivos, tanto con los niños o entre ellos (llevan una relación tensa), los niños muy probablemente evidencien estas conductas.

Así mismo, existen otros factores que influyen en las conductas agresivas de los niños: factores orgánicos, mecanismos cerebrales, problemas de salud, nutrición, etc. pero el desarrollo de ellos dentro del núcleo familiar será lo primordial.

Fuente: Guía infantil

Foto: Pelea niños por Aislinn Ritchie 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...