Cómo hacer para que los niños coman vegetales

Brindar a los niños una alimentación saludable no es sencillo, sobre todo porque modificar sus hábitos es bastante dificil si no se les permite elegir.

Una niña se come sus vegetales

Una niña se come sus vegetales

Una de las preocupaciones más importantes de los padres para con sus niños tiene que ver con la alimentación y la calidad de los alimentos ingeridos en las comidas diarias; de hecho, la mayoría de los padres reconocemos que «queremos dar una dieta a un niño y a menudo no es imposible sostenerla en el tiempo».

Y es que como padres, docentes, y adultos en general, conocemos los beneficios de una buena alimentación y la importancia de que la misma sea implementada en la más temprana edad posible; sin embargo y como suele ocurrirnos: «del dicho al hecho, hay un largo trecho».

Actualmente disponemos de mucha información e investigaciones que nos ayudan a emprender este camino y uno de los más recientes y sorprendentes da por tierra con todos los intentos maternos por ofrecer variedad de vegetales a sus hijos durante las comidas.


De hecho, un estudio realizado en Holanda afirma que «ofrecerles a los niños opciones vegetales durante la cena no los haría comer más de esos alimentos saludables».

El equipo de Cees de Graaf, de la Universidad de Wageningen, en Holanda, analizó si ofrecerles a niños de entre 4 y 6 años el vegetal que más les gustaba antes o durante una comida modificaba la cantidad que comen del mismo.

Los niños y niñas fueron ofrecidos con ocho vegetales diferentes de los cual debían elegir uno: zanahoria, arvejas, coliflor, brócoli, repollo colorado, remolacha, chauchas y espinaca.

Luego, en una comida con sus padres en un restaurante, a un grupo de niños se les permitió elegir entre cantidades iguales de uno o dos vegetales que antes habían aceptado comer.; a otros 97 se les dio la misma posibilidad mientras se servía la comida y otros tantos sólo recibieron su vegetal preferido en el plato.

Las diferencias no se presentaron: Según publica American Journal of Clinical Nutrition, el equipo no encontró diferencias en el comportamiento de los niños y todos acabaron comiendo la misma cantidad de vegetales.

La única nota que hicieron los investigadores es que los chicos «disfrutaron de la posibilidad de elegir» y en las encuestas realizadas luego de la comida, el 75% de los niños que habían podido elegir vegetales antes de que le sirvieran.

Fuente: DERF

Fotografía: pingu1963 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...