¿Cómo escribir con buena letra?

En este post os acercamos las cinco pautas más importantes para escribir con buena letra. En consecuencia, si vuestros pequeños o vosotros mismos no tienen una letra legible podrán apuntar estas pautas y comenzar a practicar para mejorar en este aspecto, dado que la reeducación en la forma de escribir es posible.

En Consejos para una correcta caligrafía os hemos dado algunos consejillos para adoptar una buena letra inclinada o derecha. En esta ocasión, para seguir profundizando sobre este aspecto, os resaltaremos las cinco pautas más importantes para escribir con buena letra. En consecuencia, si vuestros pequeños o vosotros mismos no tienen una letra legible podrán apuntar estas pautas y comenzar a practicar para mejorar en este aspecto, dado que la reeducación en la forma de escribir es posible.

¿Cómo escribir con buena letra?

Cinco pautas para tener una buena letra

Papel adecuado. El tipo de papel influye en la letra. Por ello, para contar con una buena caligrafía al inicio de la escritura se emplean papeles que contribuyen a escribir de forma ordenada y proporcionada. Los papeles más utilizados son los rayados y cuadriculados. Algunos especialistas señalan que los papeles rayados son mejores y otros expertos señalan que es el cuadriculado. Pero independientemente estas opiniones, ambos tipos de papeles ayudan a escribir de forma más uniforme y equilibrada porque tienen líneas que marcan límites.

Coger correctamente el lápiz. El lápiz se debe coger entre los dedos pulgar y corazón y sobre él se coloca, a modo de pinza, el dedo índice. No hay que presionar demasiado. El punto de agarre del lápiz debe situarse a unos 12 mm de la punta (ni muy arriba ni muy debajo), de tal forma que la mano pueda desplazarse por el papel de forma fácil y cómoda. La mano que sujeta el lápiz debe estar relajada porque si se contrae mucho se puede cambiar la postura idónea o bien se puede hacer mucha fuerza sobre el papel. Se recomienda escribir despacio, a un ritmo adecuado pero pausado, a fin de mantener el lápiz en su sitio.

Colocar bien el papel. Si se escribe con la mano derecha se debe inclinar ligeramente el papel hacia la izquierda y si se escribe con la mano izquierda al revés, es decir que se debe inclinar hacia la derecha. Se debe tener en cuenta que una inclinación excesiva o la ausencia de ella pueden dar lugar a una letra menos clara y legible ya que impide que la escritura se mantenga siempre dentro de la línea de visión. También se aconseja sujetar el papel con la mano contraria, de forma firme pero sin presionar demasiado.

Sentarse de forma adecuada. El tronco debe estar recto, ligeramente inclinado hacia delante y con la cabeza en la misma línea del tronco. Los codos deben permanecer sobre la mesa y los pies apoyados en el suelo. La cabeza, por su parte, debe colocarse a una distancia aproximada de 20 / 25 cm del papel. En este punto también hay que remarcar que para poder conciliar una buena postura es necesario contar con una silla y una mesa adecuada. Al respecto, la silla debe contar con respaldo para que la persona pueda apoyar la espalda y la mesa no tiene que ser «ni demasiado alta ni demasiado baja, para evitar tensiones en los hombros o posturas forzadas«.

Cuidar el tamaño, la inclinación, la alineación y el espaciado. Para tener una letra equilibrada grafológicamente es necesario que la parte alta y baja de las letras midan el doble que la zona central. Si se utiliza papel pautado, las mayúsculas deben ocupar desde la línea base del renglón hasta la parte superior, y las minúsculas deben ocupar la mitad del espacio que las mayúsculas. Esto se debe acompañar por una buena alineación e inclinación de las letras y un espaciado correcto entre palabras y renglones.

Adoptando las cinco pautas la letra logrará claridad, uniformidad y legibilidad.

Fuente: Consumer

Foto: Caligrafia por Damiao Santana en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...