Cocinar con los niños

Integrar a los niños en la cocina es una idea muy linda que ofrece un momento para compartir en familia, en la que los niños explorarán alimentos, texturas, sabores y se adentrarán en distintos conocimientos sobre la comida, amén de divertirse de una forma distinta. Cocinar con los niños es una bella experiencia en la que la cocina se convierte en una “exquisita” clase educadora.

Cocinar con los niños

Integrar a los niños en la cocina es una idea muy linda que ofrece un momento para compartir en familia, en la que los niños explorarán alimentos, texturas, sabores y se adentrarán en distintos conocimientos sobre la comida, amén de divertirse de una forma distinta.

Muchos dicen que la cocina es un arte, y más que un arte es un clase de estudio donde las personas, más los niños, pueden aprender mucho. Y esto es lo que justamente os proponemos en esta ocasión: cocinar una comida junto a los pequeños en un marco de entretenimiento y aprendizaje.

Y si alguno se pregunta ¿Cómo educar en la cocina? Os comentamos que existen muchas formas de enseñar con los alimentos y aquí os señalaremos algunas ideas para cocinar con los niños y aprender juntos.


Para comenzar, se elegirá una receta de cocina, la cual sería oportuna que verse sobre una comida que le guste a los niños, así se involucrarán con más ganas ya que estarán cocinando algo que a ellos les apetece mucho. Por ejemplo, galletas dulces. Una vez seleccionada la receta se la deberán presentar a los niños: le indicarán los ingredientes que se usarán, las cantidades y utensilios necesarios.

Luego, juntos, medirán los ingredientes y podrán hablar sobre los mismos: de donde provienen, cuáles son los ingredientes preferidos de los niños, porqué, la diferencia entre líquidos y sólidos, entre frio y caliente, y todo lo que deseen. A continuación, manos a la obra, llega el momento de ponerse a cocinar las ricas galletas. Este momento debe ser hermoso y con total permiso a que los niños exploren el mezclar los ingredientes, a probarlos e incluso a ensuciarse.

Cuando se termine con la preparación y comiencen a cocinar podrán educar sobre la cocción. Es decir, sobre alimentos crudos y cocidos; sobre el porqué algunos alimentos no pueden comerse crudos; qué es lo que se hace en la cocción y cuestiones similares.

Y mientras se espera a que las galletas, o la comida que hayan elegido, estén listas, pueden comenzar a saborearlas con los aromas que van saliendo de la cocción. Vaya que la cocina sí incluye todos los sentidos ¿no?

Como pueden ver, cocinar con los niños es una verdadera clase de estudio donde se combinan hermosas características: entretenimiento, experiencia, coordinación, aprendizaje, etc. Os sugiero vivir la hermosa experiencia de cocinar con los niños y que la cocina se convierta en una “exquisita” clase educadora.

Fuente: Propia

Foto: Cocinar con niños por Fanelian en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...