Claves de un examen tipo test

Al tratarse de un examen que nos entrega, junto a otras incorrectas, la respuesta correcta, para elegir entre ellas, existen algunas claves que nos pueden ayudar a salir bien parados.

Claves de un examen tipo test

Claves de un examen tipo test

Los exámenes tipo test suelen ser, en la mayoría de los casos, u odiados o amados, no existe punto medio. Están quienes los prefieren sin lugar a dudas o aquellos que lo creen más difíciles. Lo cierto es que, al igual que en cualquiera otra modalidad, es indispensable llegar bien preparados.

Sin embargo, al tratarse de un examen que nos entrega, junto a otras incorrectas, la respuesta correcta, para elegir entre ellas, existen algunas claves que nos pueden ayudar a salir bien parados.

Los exámenes tipo test suelen tener diferentes instrucciones, por eso es recomendable informarnos previamente cuáles son las reglas del caso.


De esta manera, será importante, por ejemplo, saber si pueden aparecer más de una respuesta correcta, razón por la cual debemos marcar todas las que lo sean; saber cuántos puntos vale cada respuesta; si las respuestas contestadas incorrectamente o no respondidas quitan puntos, etc.

Una vez que estemos bien informados sobre las reglas y tengamos el examen en la mano, siempre es conveniente comenzar por contestar las preguntas que consideremos más simples, dejando de lado aquellas en donde se nos presenten dudas.

Luego de contestar las preguntas fáciles nos centraremos en aquellas más complicadas pero que creemos podemos llegar a responder.

Finalmente llegará el momento de concentrarnos en las preguntas en las que no estamos seguros de sus respuestas, aquellas para nosotros más difíciles.

Estas son un caso especial, ya que deberemos evaluar bien lo que hacer. Si no hay penalización  por preguntas sin contestar o incorrectas, no dudemos y contestemos aún sin estar seguros, ya que no habrá nada que perder.

Si en cambio se penalizan las preguntas sin contestar o incorrectas, también será conveniente responderlas todas, ya que será lo mismo que contestemos mal o que no contestemos.

Pero, si las respuestas incorrectas penalizan pero las no contestadas no lo hacen, ahí deberemos responder si la probabilidad de acertar es tanta para que en promedio los puntos de los aciertos superen las penalizaciones. Si no, no es conveniente responder.

Una vez que hayamos finalizado con todas las preguntas, siempre es conveniente, en la medida que el tiempo disponible nos lo permita, repasar las preguntas y las respuestas, en busca de encontrar algún error que podamos haber cometido, por ejemplo al leer las preguntas.

Algunos consejos más

  • Leer detenidamente cada pregunta: Esto se debe a que, en muchos casos, la mayoría de los errores se cometen por no leer correctamente la pregunta.
  • Leer todas las opciones: No debemos dejar de leer el resto de las opciones si creemos que ya hemos encontrado la correcta.
  • Intenta responder sin mirar las opciones: El ejercicio de intentar responder a la pregunta sin leer las opciones pude ser de mucha ayuda para no cometer errores de interpretación.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...