CiU presenta una moción para retirar la FP Básica

La formación CiU ha pedido una moción para retrasar la implantación del modelo de Formación Profesional Básica, que debería estar disponible para los estudiantes el próximo curso 2014-2015. Los nacionalistas argumentan la falta de tiempo para desarrollar y planificar el curso, además de no compartir las condiciones para el acceso o la promoción a esta vía formativa.

El grupo parlamentario CiU ha vuelto a pedir en el Congreso de los Diputados que se retire la implantación de la Formación Profesional Básica porque las autonomías aseguran una falta de tiempo para desarrollar la normativa. En esta ocasión, los nacionalistas han realizado una moción, en consecuencia de la interpelación que su portavoz en Educación, Martí Barberà, ha realizado con el Ministro de Educación, José Ignacio Wert, durante esta semana en el Congreso.

CiU se ha decidido finalmente a presentar una moción como alternativa a la vía enmienda en la Comisión de Educación, una propuesta que contó con el respaldo de los grupos de la oposición pero no consiguió alcanzar el apoyo necesario del grupo mayoritario de la Cámara, por lo que la iniciativa no prosperó. Con todo, la moción se debatirá en el Pleno de la Cámara la semana del 27 de mayo, después de la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo.

La moción presentada por los nacionalistas catalanes plantea el retraso en la implantación del modelo de Formación Profesional Básica, argumentando que las comunidades autónomas no disponen del tiempo necesario para desarrollar las herramientas que conlleva la aplicación del nuevo modelo formativo. En concreto, según recoge la recién aprobada LOMCE, la Formación Profesional Básica que debería estar lista para el curso 2014-2015.

A juicio de la formación, la implantación del modelo de Formación Profesional Básica en próximo curso “conduciría a un desarrollo parcial y precipitado”. Asimismo, también piden en la moción que se haga una revisión de la edad a la que pueden incorporarse los alumnos a los ciclos de Formación Profesional; de modo que vuelva a considerarse la edad mínima en 16 años o en 15 en casos muy excepcionales.

Este punto a discutir se debe a que la LOMCE establece que para cursar la Formación Profesional Básica es necesario haber cumplido los 15 años o hacerlo antes de la finalización del año; de igual modo que estipula que los estudiantes no pueden superar los 17 años. Otra de las condiciones que marca la normativa para poder cursar esta vía formativa es disponer de, al menos, el primer ciclo de Educación Secundaria Obligatoria y ser propuesto por el equipo docente para realizar los cursos de Formación Profesional Básica. Para personas de mayor edad de abre la posibilidad de certificar el nivel alcanzado en la Secundaria para poder reengancharse en cursos de Formación Profesional.

Acceso a la Formación Profesional

La LOMCE establece que desde segundo curso de la ESO los estudiantes que hayan repetido dos veces tienen a opción de cursar la Formación Profesional Básica y realizar estos dos años de formación como alternativa a los dos cursos restantes de la ESO. Aquellos alumnos que superaran la Formación Profesional Básica tendrían una vía de acceso directo a la FP de Grado Medio y también podrían presentarse a la reválida de Secundaria para obtener la titulación correspondiente.

En cambio, la formación nacionalista ha planteado someter a votación en el Congreso el mantenimiento de la prueba de acceso a los ciclos de Formación Profesional de Grado Medio para aquellos estudiantes que provengan de cursos de Formación Profesional Básica. El objetivo la prueba de CiU sería poder seleccionar a los estudiantes mejor preparados durante los cursos de Formación Profesional Básica.

Asimismo, CiU han planteado la elaboración de una estrategia nacional que permita mejorar y reforzar el prestigio de la Formación Profesional. Con todo, el objetivo es hacer ver a los estudiantes que la Formación Profesional es una “opción valiosa” de trayectoria educativa con una buena orientación al mundo empresarial, así como una “verdadera vía” que permite a los estudiantes conseguir una acreditación profesional de calidad.

Vuelta a un modelo “obsoleto e incoherente”

El debate parlamentario del pasado miércoles, que ha dado lugar a la moción de CiU contra la Formación Profesional Básica; contó con Wert defendiendo el nuevo modelo de formación para los estudiantes con mayores dificultades. En concreto, Wert argumentó que la FP Básica “no se trata de un atajo, sino una vía de recuperación de estudiantes que de otra forma verían, o un camino muy corto o ninguno, para salir del sistema con ciertas perspectivas”.

Por su parte, el portavoz de CiU en materia de Educación, Martí Barberà, la nueva Formación Profesional vuelve a abrir las puertas a un modelo “obsoleto” e “incoherente”, que tendrá un efecto de segregación de los estudiantes con peores expedientes académicos. Asimismo, Barberà a acusado de apartar a estos alumnos de las aulas de Secundaria para “maquillar” los resultados de las pruebas internacionales PISA.

De igual modo, el diputado ha criticado otros aspectos de la nueva Formación Profesional Básica, como que no se requiera una prueba de acceso. Según los nacionalistas catalanes, los profesores que imparten estos ciclos han pedido la celebración de estos exámenes de acceso; también este colectivo ha criticado que se vayan a impartir asignaturas de contenido académico, lo cual choca contra el carácter práctico de la Formación Profesional.

Imagen: Convergència Democràtica de Catalunya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...