Catalunya sube el número de aprobados en las recuperaciones de septiembre

La consejera de Educación de Cataluña, Irene Rigau

La consejera de Educación de Cataluña, Irene Rigau

La consejera de Educación de Cataluña, Irene Rigau, señaló ayer que los exámenes de recuperación de septiembre de secundaria y bachillerato han incrementado el 10% la tasa de aprobados respecto al año pasado. Las pruebas de repesca en las etapas de Educación Superior Obligatoria y en Bachillerato no se celebraban desde la década de 1990.

La tasa de alumnos que han superado con éxito los exámenes de recuperación de septiembre realizados en los centros catalanes de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato ha aumentado. En una entrevista a Catalunya Informació, la consejera de Educación de Cataluña, Irene Riguau, anunció que la tasa de aprobados se ha incrementado en un 10% respecto a cifras del año pasado.

Disponer de un verano de por medio los estudiantes han sabido encontrar las ganas de estudiar, al menos, en este año. Irene Rigau avanzó ayer en una entrevista a Catalunya Informació los datos provisionales de estas los exámenes de recuperación, después de que 105.799 alumnos catalanes participaran la semana pasada en unas pruebas que no se celebraban desde la década de 1990.

Además de subrayar los datos positivos de los exámenes de recuperación, Rigau defendió la aplicación de la jornada intensiva en la mayoría de los institutos catalanes aunque matizó que en aquellos centros donde la mayoría de padres se mostró en desacuerdo ante la medida la Generalitat no autorizó a la dirección de los institutos a compactar el horario lectivo.  Respecto a la jornada intensiva, Rigau avanzó que esta se realizará en seis centros de Educación primaria como prueba piloto y que se hará “mucho seguimiento” para evaluar los resultados.

La consejera también fue preguntada acerca de la polémica acerca de que los alumnos puedan llevar su propia comida a los centros. Rigau defendió que “mientras lo han hecho muchos centros privados, nadie lo ha cuestionado” y aseguró que esta es la mejor opción, ya que la alternativa es que los menores coman un bocadillo en los alrededores del centro por falta de recursos de los padres. Sin embargo, la Generalitat no ha dudado en estudiar aplicar una tasa de 3 euros a los alumnos que usen tartera (la mitad de la tasa de comedor) por el hecho de usar las instalaciones y tener la vigilancia de un monitor.

La consejera de Educación de Cataluña también aportó su punto de vista sobre la implantación de las TIC en las clases de la comunidad. Rigau explicó que prefiere que los ordenadores portátiles en las aulas sean propiedad del centro y no del alumno; aunque prefiere dar prioridad al uso de las pizarras electrónicas (disponibles en el 90% de los centros) ya que los considera “el instrumento más potente en la clase”.

Fuente: elpais.com
Foto: Convergència Democràtica de Catalunya en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...