Cataluña, Valencia y Madrid, donde estudiar es más caro

La misma carrera universitaria no cuesta lo mismo en todas las universidades públicas estatales, las tasas más elevadas las abonan los estudiantes catalanes, valencianos y madrileños. Mientras que en estas comunidades los precios oscilan entre los 1.000 y los 2.300 euros por curso completo; las universidades más económicas ofrecen titulaciones por un máximo de 1.100 euros.

Estudiar una titulación en una universidad pública en Cataluña, la Comunidad Valenciana o la Comunidad de Madrid puede resultar hasta el triple de caro respecto a un centro en Murcia. La excelencia de los estudios no está detrás de la disparidad de precios entre comunidades autónomas, sino que esta diferencia entre las tasas académicas «fijadas por las consejerías de Educación» guarda más relación con la situación financiera de las autonomías.

Así pues, la Comunidad Valenciana tiene la mayor deuda en relación con su PIB en el global español, además de ser la segunda autonomía más endeudada por detrás de Cataluña y ser de las que menos dinero público reciben por estudiante. Con esta situación, las tasas académicas de las universidades valencianas y catalanas van a ser las más caras del conjunto español. Según fuentes universitarias, los estudiantes de grados en primera convocatoria y por curso completo en valencia pagarán el próximo curso una matrícula entre 1.420 y 1.600 euros, los catalanes entre 1.516 y 2.372 euros.

Le seguirán de cerca los alumnos de universidades públicas madrileñas, que abonarán tasas entre los 1.066 y los 1.357 euros, y los estudiantes de Castilla-León con matrículas comprendidas entre los 1.000 y 1.772 euros por curso completo. No obstante, en otras comunidades cursar una titulación universitaria es mucho más económico. Por ejemplo, los estudiantes universitarios de Murcia pagarán matrículas entre los 678 y 1.044 euros o los de Castilla-La Mancha abonarán tasas de 714 a 1.112 euros.

La presidenta del Consell d’Alumnes de la Universidad de Valencia, Elena Garrigós ha manifestado que «cada día es más caro estudiar, estamos caminando hacia el modelo americano, para ir a la Universidad haremos préstamos a devolver durante décadas». Con esta disparidad de precios, Garrigós ha señalado que muchos universitarios que tienen asignaturas que llevan «arrastrando» de otros cursos se matriculan en universidades más baratas, ya que no pueden pagar el precio de las asignaturas repetidas.

Este efecto de migración de los estudiantesha sido registrada por el vicerrector de Estudiantes en la Universidad Miguel Hernández de Elche, Francisco Moreno, aunque señala que la fuga de estudiantes es «minoritaria». En vez de matricularse en otras universidades, los estudiantes ahorran gastos quedándose a vivir en la casa familias y se matriculan de pocas asignaturas, las que puedan aprobar, en vez de hacerlo del curso completo.

Ante esta situación en la que los más perjudicados son los estudiantes, el rector de Alicante, Manuel Palomar, ha abogado por unificar las tarifas universitarias de los centros públicos españoles para evitar esta disparidad de precios. Asimismo, el presidente de turno de la Conferencia de Rectores de las Universidades Valencianas (CRUV) ha defendido que es necesario aplicar «una política agresiva de becas y que todos los alumnos paguen, más o menos, lo mismo por poder estudiar».

Foto: alf.melin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...