«Bye, bye» a la prueba oral de inglés en la próxima Selectividad

El Gobierno español vuelve a prorrogar la implantación del examen oral de inglés en la Selectividad ante las dificultades encontradas. La medida llega tras suspender en idiomas extranjeros en el último estudio sobre conocimientos lingüísticos de la Unión Europea.

A pesar de que somos los quintos por la cola en la clasificación de los países europeos que mejor hablan una lengua extranjera, según un estudio sobre conocimientos lingüísticos en la UE, y sólo el 27 % de los jóvenes encuestados dominaban el inglés, el Gobierno español ha vuelto a aplazar la implantación de la prueba oral de inglés en la Selectividad hasta el 2013-2014.

Selectividad inglés

Los próximos alumnos que se presenten a la PAU seguirán sin prueba oral de inglés.

La modificación del Real Decreto del 14 de noviembre de 2008 sobre las condiciones de acceso a enseñanzas universitarias, según la cual el examen oral de inglés ya debería estar vigente desde 2011-2012, se ha llevado a cabo ante las complicaciones encontradas para su implantación. Según un estudio del ministerio de Educación, su establecimiento no sólo supone dificultades a nivel organizativo ya que se debería ampliar el número de miembros evaluadores – un hecho doblemente complicado si tenemos en cuenta la época de recortes que vivimos actualmente-, sino también porque es necesario elegir un método que garantice la objetividad evaluativa – lo que nos remite de nuevo a la falta de medios para llevar a cabo dicha selección.

La prueba postergada consistía en un tercer examen de lengua extranjera, incluido en la fase general de la PAU, que valorase la comprensión oral y lectora, así como la oral y escrita. Ésta, además, debía contar con un periodo de prueba previo durante dos años para poder especificar las cualidades adecuadas que debía concentrar. Una etapa experimental que ha también se ha pospuesto al 2011-2012 y 2012-2013.

Su reforma fue aprobada en el Consejo de Ministros del pasado 22 de junio tras consultar a las autonomías en el interior de la Conferencia Sectorial de Educación y de la Conferencia General de Política Universitaria.

La entrada en vigor llega justo unos días después de que España suspenda en el conocimiento y dominio de una lengua extranjera. El inglés “catea” a pesar de haberse convertido en un elemento básico en nuestra cotidianidad, ya que día de hoy es necesario hasta para comprender el uso de cualquier aparato – pues no es la primera vez que las instrucciones que les acompañan carecen de traducción española y acabamos aprendiendo a base de probar y tantear con las manos-. El francés muestra mejores calificaciones con un 28%, aunque sigue sin aprobar en comparación con la media europea.

Además, el contexto nos empuja cada vez más a abrir las puertas a otras lenguas, ya que, según el estudio sobre conocimientos lingüísticos en la UE, casi la mitad de los europeos cree que sus conocimientos en lengua extranjera mejora sus condiciones laborales y más de la mitad emplea diversas lenguas en el trabajo.

Este estudio es el mismo que añade la necesidad de mejorar la comprensión oral en inglés en España ¿y cuáles son las medidas tomadas? Seguir prorrogando una prueba oral de inglés que ya debería estar implantada. Las dificultades de su promulgación podrán ser comprendidas o no, pero sí deben ser superadas para que finalmente se cumplan los plazos y una sociedad más bilingüe sea posible.

Fuente: EuropaPress

Foto/ ElGekoNegro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...