Andalucía minimizará la aplicación de la reforma educativa

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha explicado que su comunidad usará sus competencias en educación para reducir el impacto de la aplicación de la LOMCE. Asimismo, la Junta de Andalucía ha presentado un recurso de inconstitucionalidad contra el marco educativo alegando que rompe el principio de igualdad de los estudiantes.

Susana Diaz Mitin

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado que su autonomía va a hacer uso de sus competencias en materia educativa para reducir el impacto en las aulas que supondrá la aplicación de la reforma educativa, estructurada en la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Asimismo, Díaz ha recordado que la Junta ha interpuesto un recurso de inconstitucionalidad contra la normativa estatal.

Los estudiantes andaluces no se verán afectados de lleno por el cambio en el marco educativo que supone la aplicación de la LOMCE, que fue aprobada el pasado 9 de diciembre y que el Ministerio de Educación ha anunciado que empezará a aplicarse en algunas etapas de la enseñanza obligatoria para el próximo curso escolar. La presidenta de la Junta de Andalucía ha defendido que se va a “minimizar” su impacto en esta comunidad autónoma.

De igual modo, la Junta de Andalucía ya ha interpuesto ante el Tribunal Constitucional un recurso contra la LOMCE al entender que vulnera los principios de acceso a la educación en condiciones de igualdad para todos los alumnos, así como la invasión de competencias por parte del estado en los ámbitos de evaluación y garantía de la calidad al reinstaurar las reválidas al final de las etapas educativas.

La presidenta de la Junta de Andalucía ha asegurado que la reforma educativa del Ministerio de Educación supone la invasión de competencias autonómicas desde la legislación más básica. “Lo que trae es más ruido, no hay consenso”, ha explicado Díaz haciendo referencia a la imposibilidad de llegar a un acuerdo con el Ministerio de Educación. Con todo, Díaz ha ido más lejos y ha asegurado que la aplicación de la LOMCE es “mala” para la ciudadanía y el territorio.

Al respecto, ha explicado que la reforma educativa supone una segregación de los estudiantes a edades muy tempranas, hecho que rompe la igualdad de oportunidades de los jóvenes; es por estos motivos que el Gobierno de Andalucía “en uso de sus competencias va a minimizar el impacto de esta ley”. Por su parte, el consejero andaluz de Educación, Luciano Alonso, ya manifestó que para la Junta es una obligación “institucional y moral” el recurrir esta norma ante el Tribunal Constitucional si quiere que los jóvenes afronten el futuro en valores de tolerancia y libertad.

Foto: sevillareport

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...