Actividades para saber si un niño tiene discalculia

¿Cómo saber si un niño tiene discalculia o no? Para dar respuesta a este importante interrogante, la Universidad de Barcelona, por intermedio del servicio de Neuropsicología de la Facultad de Psicología, propone “realizar una exploración a aquellos niños y niñas de los que se sospeche que tengan discalculia”. Y para esto, la UB acerca distintas actividades para que los niños entre 6 y 11 años realicen. Veamos estas actividades.

Actividades para saber si un niño tiene discalculia

La discalculia hace referencia a un trastorno del aprendizaje en el que se ve afectada la correcta adquisición de las habilidades. Es un trastorno del cálculo que incluye a las personas con una capacidad para ello muy por debajo de la que se espera que tenga según su edad, su cociente de inteligencia y su escolaridad.

Según se estima, la discalculia afecta aproximadamente entre el 3% y 6% de la población infantil. Pero ahora, ¿cómo saber si un niño tiene discalculia o no? Para dar respuesta a este importante interrogante, la Universidad de Barcelona, por intermedio del servicio de Neuropsicología de la Facultad de Psicología, propone “realizar una exploración a aquellos niños y niñas de los que se sospeche que tengan discalculia”. Y para esto, la UB acerca distintas actividades para que los niños entre 6 y 11 años realicen.

Si alguno de los niños presenta alguna dificultad en la realización de las distintas actividades que se proponen, se podría sugerir que tienen discalculia. En dicho caso, seria conveniente llevarlos a que realicen una exploración neuropsicológica más profunda para obtener un diagnóstico final que incluya la evaluación de otras funciones cognitivas. Ahora bien, veamos a continuación las actividades para saber si un niño puede  tener discalculia.

Enumeración de puntos:

  • Uno: Se ponen en una hoja 15 fichas redondas formando una derminada figura. Luego se les da a los niños 30 fichas y se les dice que deben poner el mismo número de fichas que las que hay en la hoja (no es necesario que imiten la figura).
  • Dos: Se construyen pequeñas figuras (que tengan entre 5 y 10 fichas) y se le pide a los niños que cuenten las fichas que tiene cada figura.

En ambas actividades, todos los niños, sin importar su edad, deben hacer el ejercicio de forma correcta.

Contar oralmente: Pedir a los pequeños que cuenten de 11 a 3, y de 23 a 5. Sólo se acepta un par de errores en los niños entre 6 y 7 años.

Dictado de números: Los niños deben escribir números que le son dictados oralmente en arábigo.

  • De 6 a 7 años: 14, 23…
  • De 8 a 11 años: 14, 23, 1200, 756, 4658…

Cálculo mental oral: Proponer dos operaciones simples de suma, resta y multiplicación. En el caso de las sumas, a los pequeños de 6 años se les permite un error. Y en el caso de las restas y multiplicaciones, se les acepta un error si tienen justo 8 años. Los más pequeños no realizan la prueba, y los más mayores deben hacer todo correcto.

Posicionamiento de números en una escala vertical: Se les da a los niños una línea en blanco, cuyas puntas serán el 0 y el 100. Allí deberán ubicar distintos números, por ejemplo:

  • Niños de 6 y 7 años: Ubicar en la línea el número 5 y el 78. Pueden tener un error.
  • Niños de 8 a 11 años: Ubicar el 10, 29 y 89. También pueden tener un error.

Ver más actividades para detectar si un niño tiene discalculia

Cuando finalicen todas las actividades, sugerir a los padres de los niños que han tenido alguna dificultad a que los lleven a realizarse evaluaciones más completas.

Fuente: UB

Foto: Math en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...