Acceso a la universidad para mayores de 25 años

Hoy hablamos del acceso a la universidad para mayores de 25 años, la prueba que permite acceder a las enseñanzas de Grado sin necesidad de pasar antes por Bachillerato o Ciclos Formativos. El único requisito para poder llevarla a cabo es ser mayor de 25 años o haberlos cumplido antes del 1 de octubre del año natural en que se celebre la prueba. Descubre más detalles.

En los últimos días hemos dedicado varios artículos a la educación para adultos, y lo hemos hecho por partes. Empezamos hablando de las Enseñanzas Iniciales, pensadas para quienes nunca habían recibido una educación o la habían abandonado a edad muy temprana, y continuamos con la Educación Secundaria para Adultos. Hoy damos el salto al eslabón más alto en lo que a esta formación específica se refiere y hablamos del acceso a la universidad para mayores de 25 años, la prueba que permite acceder a las enseñanzas de Grado sin necesidad de pasar antes por Bachillerato o Ciclos Formativos. El único requisito para poder llevarla a cabo es ser mayor de 25 años o haberlos cumplido antes del 1 de octubre del año natural en que se celebre la prueba.

Accede a la universidad a cualquier edad

A diferencia de lo que sucede en el caso de la Selectividad, este examen se lleva a cabo en aquella universidad en la cual queremos realizar nuestros estudios. Por tanto, para inscribirse hay que estar atento a las convocatorias del centro que nos interesa. Por regla general solo hay un plazo de inscripciones al año, que tiene lugar durante el primer cuatrimestre del mismo. Normalmente, entre el 1 de enero y el 31 de marzo. Sin embargo, la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) realiza dos convocatorias al año. Como sucede con otras pruebas, la de acceso a la universidad para mayores de 25 años puede realizarse en más de una ocasión con el objetivo de subir nota. Siempre se tendrá en cuenta la calificación más alta obtenida entre todas las convocatorias.

Igual que sucede con la selectividad, este examen consta de dos fases distintas: una general, común a todos los estudiantes, y otra de específica, centrada en ramas concretas. No obstante, las pruebas son algo distintas. Se estructuran del modo siguiente:

  • Fase general: Evalúa «la madurez e idoneidad de los candidatos para seguir con éxito estudios universitarios, así como su capacidad de razonamiento y de expresión escrita». Consta del comentario de un texto de actualidad, de una prueba en lengua castellana, otra en la lengua autonómica de la comunidad -de haberla- y, finalmente, de un examen de lengua extranjera a elegir entre el alemán, el francés, el inglés, el italiano o el portugués.
  • Fase específica: Como su nombre indica, tiene por objetivo «valorar las habilidades, capacidades y aptitudes de los candidatos para cursar con éxito» una titulación de la rama que han escogido. Existen cinco, que se corresponden en gran parte con las existentes en los estudios de bachillerato: Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas, e Ingeniería y Arquitectura. De cada uno de estos ámbitos se ofrecen varias materias de entre las cuales el estudiante debe escoger 3 para que le sean evaluadas.

Aunque esta prueba de acceso puede prepararse por libre, es recomendable realizar algún curso específico para ello. Sobre todo en caso de estar desentrenados en el tema de estudiar. Hacerlo asegura disponer el material adecuado para preparar la prueba y tener siempre a mano a alguien que nos pueda resolver las dudas. Además, estos cursos pueden realizarse a distancia. Precisamente la UNED es uno de los centros que ofrece esta vía.

Nunca es tarde para ir a la universidad, y menos hoy en día. Conviértete en aquello que siempre soñaste estudiando lo que te gusta. Tan fácil como superar una prueba que, según aquellos que ya la han hecho, no es tan complicada como parece. ¡Mucha suerte!

Foto: 27 por UNED en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...