Acceder a la universidad a partir de los 45 años

La prueba de acceso a la universidad para mayores de 45 años guarda muchas similitudes con la dirigida a mayores de 25 años. La principal diferencia se encuentra en el examen, que sustituye la fase específica por una entrevista personal y que elimina la lengua extranjera de la fase general.

En los últimos días hemos dedicado varios posts a las diferentes posibilidades que tienen las personas adultas para retomar su formación. Además de hablar de la más elemental, consistente en la obtención del Certificado en Enseñanzas Iniciales y el graduado en Educación Secundaria, también nos hemos adentrado en el acceso a la universidad. En este último caso, hemos recordado que existe una alternativa a las vías de la selectividad y los ciclos formativos, siempre y cuando el alumno sea mayor de 25 años. Se trata de la prueba de acceso para mayores de 25, que guarda bastantes similitudes con aquella que cursan quienes terminan bachillerato pero que se adapta a las especificidades del colectivo adulto. Y aunque esta es la más popular entre quienes desean estudiar una carrera alcanzada una cierta madurez, existe otra para quienes lo hacen aún más tarde: la prueba de acceso para mayores de 45 años.

Uno de los ejercicios de la prueba versa sobre temas de actualidad


Igual que sucede con la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años, para la que hoy nos ocupa es necesario tener 45 años en el momento de realizar el examen o cumplirlos antes del 1 de octubre del año natural en el que se lleva a cabo. No se requiere de titulación previa para realizarla y se lleva a cabo en aquella universidad en la que el estudiante desea matricularse.

La diferencia más grande entre ambas pruebas de acceso es la naturaleza de las mismas. Y es que en este caso el candidato no se examina de una fase general y de una específica, sino solo de una general. De este modo, el examen consta de ejercicios correspondientes a los siguientes ámbitos:

  • Comentario de texto o desarrollo de un tema general de actualidad
  • Lengua castellana
  • Si se da el caso, lengua autonómica

Tras pasar esta fase, es necesario superar una entrevista personal que valora «las habilidades, capacidades y aptitudes» que permiten al estudiante cursar un Grado. Si se logra, será la media aritmética (de 0 a 10) de los ejercicios de la prueba la que determinará el acceso a una determinada titulación. Se entiende que la prueba estará aprobada si se logra una nota de 5 o superior, y no se hará promedio en caso de obtenerse menos de un 4 en alguno de los ejercicios.

Las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 45 años se realizan en una única convocatoria, normalmente durante el primer cuatrimestre del año. Sin embargo, la UNED realiza dos convocatorias: una en mayo y otra en septiembre. Para realizar la prueba es necesario presentar el formulario de inscripción, el DNI (original y fotocopia), y una declaración jurada de no estar en posesión de ninguna titulación universitaria y de no presentarse más que a la prueba que se efectúa en la universidad elegida.

Oportunidades como esta son la muestra más evidente de que nunca es tarde para estudiar y de que, además, el sistema educativo pone muchas facilidades para ello. Mucha suerte en tu aventura universitaria.

Foto: Old Man reading Chinese Newspaper por maveric2003 en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...