¡Más empresas, más rápido, más riesgo!

mileurismo

Antes ser mileurista era poca cosa y ahora una suerte.

Las últimas cifras del paro demuestran una situación más que preocupante, pues ha alcanzado ya la cuota del 21,5% con casi 5 millones de desempleados. Es un récord histórico y la cifra más alta desde el inicio de la crisis, cosa que sin duda dará que hablar durante una temporada pero ¿cual es la salida hacia delante de todo este berenjenal? Todo podría ser una cuestión de actitud, según un artículo publicado recientemente en El País. La actitud y la consideración social que el empresario y el emprendedor tienen en España. Sobra decir que mala, vaya. Las claves en este sentido podrían radicar en menos trabas para la patronal y más flexibilidad laboral, o al menos eso ha concluido una reunión de expertos organizada por el propio diario y patrocinada por Banca Cívica (¡qué feliz coincidencia!).

Así pues, España sólo podría avanzar en su salida de la crisis si el conjunto de la sociedad cambiara su percepción, es decir, si dejáramos de mirar mal a aquel emprendedor que arriesga su patrimonio, monta un negocio y hace dinero con él. Y cómo no, siempre que se implementen medidas para favorecer y apoyar a los autónomos y las pymes para que puedan mantener sus negocios a flote e incluso crear nuevos puestos de trabajo.

En comparación con Estados Unidos, España sería un país con una mentalidad poco amante del riesgo, y muy abocada a aspirar a un contrato indefinido. Celia Ferrero, coordinadora del Diálogo Social de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), lo define de la siguiente manera:

«La cultura antiemprendedor y de aversión al riesgo se inculca en las familias. Hay que cambiar esa creencia desde la base: la educación. Porque para afrontar la crisis tenemos que crear empresas, mantenerlas y consolidarlas. Y hoy en España existen obstáculos a cualquiera de estas tres cosas».

Somos el país del mundo con más autónomos, pero por ejemplo la proporción de menores de 25 años que emprende su propio negocio sería en EE.UU. de un 60% en contraposición al irrisorio 4% de España, si bien cada vez más las nuevas tecnologías estarían ayudando a aquellos que se quedan en paro a autoemplearse. De hecho, ante la imposibilidad de encontrar trabajo por causa de la crisis, no son pocos los trabajadores que optan por montar una empresa. Durante el primer trimestre de 2010 se han constituido 620 cooperativas que han supuesto la creación de más de 3.000 puestos de trabajo.

Pero la cosa no es fácil y hay un largo camino que recorrer, de hecho existen en el mundo 146 países donde es más fácil crear una empresa que en España. Aquí ese trámite puede requerir hasta 47 días de media para ponerla en funcionamiento. Sin duda esto es algo que ni ayuda ni favorece a la creación de empleo. La agilización de estos y otros trámites son reivindicaciones constantes de los empresarios. En esta tesitura, la crisis está muy lejos de arreciar, y los famosos brotes verdes, ni siquiera se divisan en el horizonte.

Fuente | El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...