Delega tareas con una herramienta 2.0

Si eres autónomo o freelance, incluso si estás atiborrado de trabajo en la oficina, necesitas delegar tareas, con esta herramienta podrás detectar cuáles sí y cuáles no puedes dejar de hacer por tí mismo.

Algunas de las tareas de tu trabajo pueden ser delegadas

Muchos trabajadores están excedidos de tareas, ocupaciones, obligaciones; ya sea que se empleen en una oficina, que trabajen en su hogar o sean autónomos o freelancers. Autoimpuestas o cargadas por sus jefes, pero sin dudas con mucho estrés y falta de tiempo / recursos para resolverlas a todas en tiempo y forma; por eso «Delegar» cobra importancia y es necesario renunciar al orgullo y la soberbia en pos del bien mayor: la empresa o la conservación del puesto de trabajo.

Desde que os comentamos acerca de las Asistentes Virtuales probablemente muchos de los trabajadores que viven acuciados por su trabajo se han puesto a pensar que quizás no es tan malo y que nada perderán con hacer una prueba, pero ¿Por dónde empezar?, ¿Cómo saber cuáles tareas puedo delegar y cuáles no?

Por supuesto que la web 2.0 ofrece una respuesta a este tipo de problemáticas y dudas y, en este caso, la ayuda que nos aporta facilitará la organización y detección de las tareas delegables de nuestro trabajo para que podamos encargárselas a otra persona y poder ocuparnos personalmente de las cuestiones vitales de nuestro empleo.


En este caso se trata de una  una aplicación on line que resulta muy práctica y que además cuenta con una interfaz muy sencilla de usar. Su nombre es SIMPLEGTD.

Con esta aplicación on line y gratuita podrás crear “contextos”, en donde podrás hacer una lista de acciones que es necesario llevar a cabo en tu trabajo cotidiano. Aquí podrás apartar las acciones y tareas importantes y vitales de tu trabajo, para listarlas en un cotexto y, por otro lado, las tareas secundarias, menos importantes, y que puedes delegar.

Pero antes de comenzar a delegar, lo primero que tienes que hacer es un listado de todas las tareas que haces en el día a día de tu trabajo, ten en cuenta que puede llevarte varios días obtener esta información pues puede que haya tareas que no realices periódicamente o que un día te olvides de una. Tómate una semana para prepara este listado de tareas y anótalas en un archivo de texto.

Una vez que tienes este listado, separa todas las tareas en las que tú quieres enfocarte, las que quieres hacer por tí mismo porque te gustan y porque son parte de tu especialidad laboral. Esas tareas apúntalas en un apartado.

Verás como el listado original donde figuran todas las tareas, sigue cargado de cosas que hacer y que no son parte de tu especialidad o no te gusta hacer; esas son las tareas que debes delegar.

A partir de aquí, tu te ocuparás de las tareas importantes y que te gusta hacer, mientras que un Asistente Virtual podrá ocuparse del resto de las tareas bajo tu coordinación y supervisión.

Verás como desde este momento podrás aprovechar mejor tu tiempo y ocuparte de hacer crecer tu negocio en vez de estar atiborrado por tareas cotidianas o administrativas que te quitan el tiempo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...