¿Cuáles son las ventajas de crear una sociedad cooperativa?

La Cooperativa es una forma jurídica de tres o más socios. Esta sociedad tiene muchas ventajas, como beneficios fiscales, poder cobrar el paro de golpe, no tener una cantidad mínima de capital aportado, tener responsabilidad limitada, poder elegir el régimen de la Seguridad Social y recibir ayudas y subvenciones

Ventajas cooperativa

Cuando vas a emprender, hay varias formas de hacerlo. Puedes darte de alta como empresario individual o autónomo o puedes crear una sociedad. Dentro de la creación de sociedades, hay varias formas jurídicas, siendo la sociedad cooperativa una de las más ventajosas.

Las cooperativas son consideradas como la mejor forma jurídica para construir una sociedad. Lo son por varias ventajas legales que puedes aprovechar, las cuales vamos a ver a continuación.

Todo sobre las cooperativas y sus ventajas

Para conocer esta forma jurídica más a fondo, vamos a explicar no solo sus ventajas, sino cómo debe ser una cooperativa, incluyendo los tipos y sus características.

¿Qué es una cooperativa?

Una cooperativa es una asociación de personas de forma voluntaria para realizar actividades empresariales. Para ello, organizarán en común la producción de bienes o servicios para obtener beneficios.

Tipos de cooperativas

Hay dos tipos de cooperativas que debes conocer:

  • De primer grado: está compuesta por socios que son personas físicas o jurídicas. Tenemos como ejemplos las cooperativas sanitarias, de viviendas o de enseñanza, entre otras.
  • De segundo grado: en este caso, estamos ante una cooperativa formada por otras cooperativas, es decir, que los socios deben ser personas jurídicas.

La de segundo grado deberá cumplir algunos principios, como adhesión voluntaria y abierta, gestión democrática de la misma por parte de los socios y conservar autonomía. Además, tendrá interés por la comunidad, traerá cooperación entre las sociedades cooperativas que son socias y fomentará la educación, formación e información.

Características de la cooperativa

Para montar una cooperativa, hay que hacer una escritura pública e inscribirla en el Registro de Sociedades Cooperativas. Si es una de primer grado, debe estar compuesta por 3 socios como mínimo. En cambio, si es de segundo grado, debe estar compuesta por 2 cooperativas.

Al contrario que en otras formas jurídicas, no hay un capital social mínimo, el cual será fijado en los Estatutos. Este capital se desembolsará en el momento que sea constituida.

Como toda sociedad jurídica, tiene responsabilidad limitada a la aportación. El importe total de lo que aporta cada socio no puede exceder la tercera parte del capital social en las cooperativas de primer grado. En las de segundo grado, dependerá de lo que diga su Asamblea General y sus Estatutos.

La cooperativa permite contratar trabajadores asalariados, pero no deben superar el 30% del total de las horas que realicen los socios trabajadores.

Ventajas

Esta sociedad tiene algunas ventajas con respecto a otras formas jurídicas.

  • Posibilidad de cobrar todo el paro de golpe: Si alguno de los socios tiene derecho a paro, puede solicitar el Pago Único de la Prestación por desempleo y aportarla a la sociedad. De hecho, lo pueden hacer todos los socios que tengan derecho a paro.
  • Ayudas y subvenciones: dependiendo de tu Comunidad Autónoma, hay diversas ayudas y subvenciones de las cuales seguramente te puedas beneficiar. Suelen ayudarte en ampliaciones de capital y contrataciones, entre otras cosas.
  • Sin capital social mínimo: como se ha dicho antes, la cooperativa no tiene capital social mínimo, cosa que si que ocurre en otras sociedades. Por ejemplo, la S.L exige un mínimo de 3000 euros de capital social, mientras que en este caso se puede montar una empresa con mucho menos dinero.
  • Responsabilidad limitada: al contrario que los trabajadores autónomos, la responsabilidad del socio está limitada al capital aportado, tal y como ocurre en una Sociedad Limitada. De este modo, podrán proteger su patrimonio y estar a salvo en caso de que haya problemas, sin tener que responder con capital ajeno.
  • Beneficios en el Impuesto de Sociedades: según la Ley 20/1990 sobre Régimen Fiscal de las Cooperativas, esta forma jurídica tiene algunas bonificaciones y beneficios en este impuesto que no tienen otras.
  • Elección de régimen de Seguridad Social de socios trabajadores: los socios podrán elegir el sistema de cotizaciones. Pueden apuntarse como trabajadores por cuenta ajena al Régimen General, aunque no cotizarán por desempleo o FOGASA. Por otro lado, pueden darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o RETA, aprovechando todas sus ventajas. Eso incluye la Tarifa Plana (si cumplen los requisitos), las bonificaciones para menores de 30 años (bonificación del 50% del mes 13 al 18 y del 75% durante los 6 meses siguientes, ampliándose a 12 meses más en algunas CCAA) y elegir la base de cotización. Eso sí, si se escoge el RETA, alcanzará a todos los socios trabajadores y no podrá modificarse en 5 años.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...