Castilla y León prestará hasta 30.000 euros a desempleados que monten un negocio

Junta Castilla y León

Buenas noticias para los desempleados castellanoleoneses con vocación empresarial. La Junta de esa comunidad ha anunciado que prevé una serie de ayudas con carácter retornable de hasta 30.000 euros destinadas a parados que se lancen a la aventura de poner en marcha un negocio. Por otra parte, los autónomos podrán disponer de hasta 20.000 euros de circulante para su actividad. Esta medida se enmarca en el Plan de Empleo suscrito el pasado 7 de marzo en la Comisión Permanente del Consejo de Diálogo Social.

Las ayudas al inicio de la actividad tendrán un período de carencia de un año, o lo que es lo mismo; no tendrán que devolver nada durante los primeros 12 meses. A partir de ahí, el plazo máximo de devolución será de cinco años, aunque será posible la amortización anticipada. En el caso de los autónomos, tendrán un período de devolución de tres años.

Pero hay más; el plan, que se encuentra a la espera de la aprobación de los presupuestos del Estado, incluye además cuatro líneas de ayudas directas para incentivar el empleo por cuenta propia de los desempleados. Traducimos: 3.000 euros de subvención para todo aquel que se quiera establecer como autónomo, aunque vinculados a la inversión realizada para ello. A esa cantidad se le sumarán 2.000 euros más si se trata de jóvenes menores de 30 años o bien desempleados de larga duración. También en caso de que la actividad se desarrolle en un sector emergente o bien si se trata de una mujer que apuesta por ‘actividades emergentes’ o tecnológicas.

Segunda línea: apoyo financiero para fomentar el empleo por cuenta propia. Retribución de un importe de hasta cuatro puntos del interés fijado por la entidad de crédito que conceda el préstamo, hasta un máximo de 3.000 euros. Tercera línea: el gobierno autonómico subvencionará la contratación de servicios externos para mejorar un negocio. Es decir, que si subcontratamos servicios para ‘mejorar nuestro negocio’, tendremos una subvención de hasta un 75% del valor total, hasta 3.000 euros. Y cuarta línea: apoyo económico para formación. Lo mismo, 75% del coste, hasta 2.000 euros.

Por otra parte, habrá incentivos a la contratación indefinida con una cuantía base de 2.000 euros, pero en cualquier caso con indemnización por despido de 33 días por año trabajado y duración de 24 meses. Por supuesto, estas ayudas serán incompatibles con las estatales, y sólo se concederán a empresas de Castilla y León, siempre y cuando cuente con menos de 100 trabajadores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...