Trucos para escribir la carta de despedida del trabajo

La carta de despedida del trabajo debe ir dirigida al jefe, a los proveedores, a los clientes y a los compañeros. En cualquier caso, señala las cosas positivas, sé breve y muéstrate abierto a colaborar en el futuro

Hacer carta de despido

Ya sea porque estás dimitiendo o porque has sido despedido, dejar un trabajo no suele ser del todo agradable. Estás dejando atrás un lugar conocido y toca despedirse, cosa que nunca es fácil.

En cualquier caso, deberíamos hacer una carta o correo de despedida, algo que nos permitirá terminar de forma elegante. Hoy aprenderás cómo hacerlo correctamente, tanto si has sido despedido como si has dimitido.

Cómo escribir una carta de despedida del trabajo

En primer lugar, deberías despedirte de los compañeros, ya que son las personas con las que más tiempo has pasado. Trata de hacerlo de forma positiva y breve, agradeciendo los buenos momentos, recordando alguna anécdota divertida y quitando importancia a los malos. Además, es una buena oportunidad para disculparte por tus errores.

Asimismo, puedes mantener el contacto con los compañeros con los que mejor relación tengas, algo que te ayudará a tener mejores contactos profesionales e incluso algún amigo para toda la vida. Para ello, debes ser sincero y también darles facilidades para contactar contigo, incluyendo tus nuevos datos de contacto.

Ahora toca despedirse del jefe, una carta que dependerá de la relación que hayas tenido con él. Si la experiencia ha sido buena y te vas por tu cuenta, la carta será fácil de escribir y estará llena de cosas positivas, con mucha emotividad. En cambio, si la relación ha sido complicada, puede ser complicado.

En cualquier caso, debes dejar el rencor de lado y pensar en lo positivo, ya que nunca lo volverás a ver y es agua pasada. Por ejemplo, puedes destacar que gracias a él has crecido profesionalmente. De nuevo, trata de ser breve y de cerrar con buen pie.

Finalmente, tienes que cerrar el contacto con proveedores o clientes si es que los has tenido, algo que dependerá de tu trabajo. En este caso, hay que ser profesional, explicándoles que has decidido emprender una nueva aventura, pero sin dar demasiados detalles y sin hablar mal de tu empresa.

De nuevo, señala que ha sido un placer trabajar con ellos y muéstrate abierto a una colaboración en el futuro. Déjales tus datos de contacto, ya que es posible que vuelvas a coincidir con ellos en el futuro o que incluso volváis a trabajar juntos. Si has tenido malas experiencias con ellos, haz como con el jefe, es decir, no des importancia a las cosas malas y destaca alguna cualidad positiva, que siempre hay alguna.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...