Trabajo apuesta por una década de moderación salarial

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez,  apuesta por la «moderación y sensatez salarial» para afrontar la recuperación económica. Su tesis es que si los sueldos suben más que en Alemania, España perderá competitividad. «Eso no puede pasar», ha afirmado. Y su receta para ello es la moderación salarial durante «lustros», un plural enigmático que posteriormente definió como una década ante algunos medios de comunicación. Según cuenta, los salarios se mantendrán por debajo de la productividad durante algunos años, lo cual, según el Gobierno, permitirá a las empresas tener margen suficiente como para invertir y generar empleo en España. La consecuencia: un descenso del paro. Y con el empleo recuperado, será el momento de que productividad y sueldos vayan a la par.

La consecuencia de un largo periodo de moderación salarial es, a ojos de Gómez, la recuperación de empleo / Foto: Getty Images

No sorprende, por tanto, que el titular de Trabajo haya solicitado a los agentes sociales que contemplen la «flexibilidad» en la negociación colectiva, algo de lo que considera carece el mercado laboral. «Son los agentes sociales los que tienen que hacer posible muchas de las cosas que la reforma laboral apuntaba sobre la flexibilidad interna», explicó en referencia al rechazo de los sindicatos a dicha reforma. Y es que considera que la negociación colectiva planteada actualmente «favorece demasiado el despido». En manos de quienes la debaten durante estos días (meses, mejor dicho) está cambiar las condiciones y permitir una mayor flexibilidad en las condiciones de trabajo.

También en referencia a la negociación colectiva, Gómez ha vuelto a apretar a los agentes sociales para que lleguen a un acuerdo lo antes posible. «Merece la pena tardar algún día o alguna semana más, pero no mucho más». En El País definen este plazo de una semana o dos. Según afirma, el Gobierno está dispuesto a ayudar «en la medida de sus posibilidades» y, en última instancia y si no hay acuerdo, legislará. En otro orden de cosas, el ministro se mostró a favor de concentrar los convenios en dos niveles: sectores (nacionales o autonómicos) y empresas. En cuanto al ámbito provincial, se declaró partidario de marginarlo más que de erradicarlo.

Todas estas declaraciones tuvieron lugar en un acto organizado por la firma de servicios KPMG y Europa Press. Esta misma agencia, así como el rotativo antes citado, se hacen eco de ellas en la mañana de hoy.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...