Trabajar en Inglaterra: consejos imprescindibles

En este post vamos a repasar los aspectos más destacados si buscas trabajo en Inglaterra: qué temas resolver antes de ir, los primeros días o cómo empezar a buscar trabajo.

trabajar-en-inglaterra

¿Quién no conoce a alguien que en los últimos años ha decidido emigrar y buscar trabajo en Inglaterra? Uno de los efectos de la crisis ha sido que muchos españoles, en especial jóvenes muy bien preparados, hayan tenido que dar un paso que no es nada fácil y que hace 10 o 15 años nadie pensaba que se fuese a dar. La cercanía gracias a las buenas conexiones aéreas, el hecho de estudiar inglés en el colegio y el instituto y tener un nivel aceptable o las oportunidades laborales en las islas británicas explican este éxodo.

Pero trabajar en Inglaterra no es tan fácil como parece. Es una cultura diferente, con otro idioma, otros horarios, una sociedad mucho más diversa que la nuestra… Por eso es normal que antes de dar el paso definitivo, a muchas personas les surjan dudas. Lo que vamos a hacer a continuación es repasar los aspectos clave para emigrar a Inglaterra, como todo lo que debemos hacer antes de volar, nuestros primeros pasos allí, la búsqueda de empleo, etc.

Asuntos a resolver antes de irse

Quizá, lo primero que debemos hacer es conseguir un número de teléfono móvil inglés. Esto es imprescindible, porque si en nuestro currículum ven un número extranjero nos descartarán automáticamente. Muchas compañías nos mandarán la SIM a España, y solo necesitaremos un teléfono libre para ponerla. Lo más recomendable es conseguir el número antes de partir, pero si cuando lleguemos a Inglaterra aún no lo hemos conseguido, en muchas compañías de bajo coste nos regalarán una.

Una vez resuelto el tema del teléfono nos podemos poner con el resto de cosas que hay que hacer antes de irse: preparar nuestro currículum siguiendo el modelo inglés (sin foto ni fecha de nacimiento) y la cover letter (carta de presentación), muy importante para conseguir un empleo; para enviar nuestro currículum online a varias empresas, pedir cita para conseguir el NIN o buscar alojamiento.

El NIN (National Insurance Number) sería el equivalente al número de la Seguridad Social en España. Sin él no se puede trabajar, y los ciudadanos europeos lo pueden recibir gratis. Dos semanas antes de ir pediremos cita por teléfono para conseguirlo. Si cuando lleguemos a Inglaterra no tenemos el NIN hay que pedirlo en un Jobcenter (el equivalente al INEM). Se puede empezar a trabajar con un NIN profesional, pero el sueldo será menor, así que vale la pena esperar a conseguir el NIN.

inglaterra

En cuanto al alojamiento, encontrar una habitación en un piso compartido en Londres es relativamente fácil. Si viajas solo siempre será más fácil que si lo haces acompañado. Lo que debes saber es que muchas veces se alquilan de un día para otro, por lo que no deberías alquilarla desde España, sino hacerlo de manera presencial. Según el presupuesto, lo mejor para pasar los primeros días es buscar un albergue, un hostal o un hotel. Además, así tendremos una dirección inglesa para dar si nos la solicitan.

Acabamos este apartado hablando de documentos. El primero es solicitar la tarjeta sanitaria europea. Es gratis, te costará 5 minutos y tendrás acceso en Inglaterra a las mismas prestaciones sanitarias que en España. El otro es el pasaporte. Aunque los ciudadanos comunitarios pueden entrar en el país con el DNI, necesitarás el pasaporte para todos los trámites así que si todavía no lo tienes o te ha caducado, debes hacértelo antes de salir.

Los primeros pasos en Inglaterra

Antes de empezar a responder ofertas de trabajo en Inglaterra buscaremos alojamiento (y si no tenemos en NIN ni un número de teléfono inglés, ahora es el momento de conseguirlo) y nos abriremos una cuenta corriente. En este sentido, es importante recalcar que aunque veamos que allí hay bancos españoles o que también están en España, no tienen nada que ver, por lo que no podremos utilizar nuestra cuenta española como si fuese inglesa aunque el banco se llame igual.

Abrir la cuenta bancaria es fácil. Basta con el pasaporte (como en Inglaterra no hay DNI lo más seguro es que te lo rechacen) y el proof of address, un certificado que demuestre que vives en el país. Sirve el contrato de alquiler, un contrato, la factura del móvil o del agua; aunque si no la tienes puedes pedirla en el hostal donde pases los primeros días. Como recurso de urgencia, si tu banco también tiene presencia en Inglaterra, puedes pedir en tu sucursal una recomendación para facilitar las cosas, aunque no garantiza que puedas abrir la cuenta.

A la hora de elegir un banco, basta con uno que ofrezca una cuenta sencilla para acceder a las libras, tener transferencias internacionales o una tarjeta de débito. A diferencia de lo que pasa en España, ninguno tiene comisiones a la hora de sacar dinero de otros bancos así que no hay de qué preocuparse en ese sentido. Una vez resueltos todos estos trámites (a ser posible el primer o segundo día en Inglaterra), es la hora de ponerse a buscar trabajos en Inglaterra.

A buscar trabajo

Y si, decimos trabajos porque, a no ser que tengas la gran suerte de encontrar un trabajo de lo tuyo lo más probable es que al principio combines más de un empleo. Ya llevas uno o dos días en el país, y seguro que en tus excursiones al banco o en busca de casa has visto un montón de sitios en los que podrías trabajar: tiendas de ropas, restaurantes de comida rápida, cafeterías… la mayoría de gente empieza por ahí, así que pasa por ellos y deja tu currículum allí.

buscar-trabajo-en-inglaterra

Seguro que en el poco tiempo que llevas allí has conocido a alguien. El boca a boca siempre ha sido un buen mecanismo para enterarse de nuevas ofertas de empleo, así que puedes preguntarles por su experiencia, por las oportunidades que hay en el sitio donde trabajan, etc. Al ir recomendado la entrevista será más fluida. Aquí debemos incidir en que debes buscar un empleo acorde a tu nivel de inglés, ya que un trabajador de la limpieza no hablará lo mismo que un camarero o un relaciones públicas.

Cada vez es más común buscar empleo en internet, en especial los relacionados con los hoteles, así que si no lo has hecho desde España puedes dedicarle cada día una o dos horas a hacerlo. La tercera vía para buscar trabajo son las agencias de empleo y los Jobcenters, los servicios de empleo. En las agencias de empleo hay que pagar, y en el Jobcener tendrás entrevistas de seguimiento cada 15 días. Además, en el Jobcenter puedes pedir los Benefits (ayudas), unas 70 libras a la semana, sin la necesidad de haber cotizado antes.

Contratos y sueldos

Tras la entrevista, si les has convencido, es fácil que te convoquen al «training day», el día de prueba. Es una práctica muy común en Inglaterra, en especial en la hostelería, aunque en España nos pueda sorprender. Es un día en que el aspirante al empleo trabaja gratis, un día de prueba sin salario ni papeles. Lo más habitual es que nos ofrezcan un contrato a tiempo parcial (muy común entre los estudiantes) o uno temporal (full time o part time). También existe el contrato de 0 horas, sin una jornada laboral predeterminada.

Para los mayores de 18 años la jornada laboral a tiempo completo suele ser de 48 horas a la semana. El sueldo depende del lugar de trabajo, pero en el caso de la hostelería, los recepcionistas o friegaplatos suele ser de unas 220 libras a la semana, aunque en casos como los camareros se puede completar con las propinas. Eso al principio, si el trabajador convence a la empresa es fácil que ascienda rápidamente, y su sueldo también crecerá.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...