Se vislumbran los detalles de la cotización de los becarios

Una de las principales novedades de la reforma de las pensiones es la posibilidad que otorga a los becarios de sumar algunos meses de cotización a su vida laboral. De este modo se ha querido compensar el aumento progresivo de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, que se iniciará en el 2013 y se establecerá definitivamente en el 2027. Sin embargo, las condiciones para acogerse a esta opción demuestran que no es oro todo lo que reluce. Así se extrae del anteproyecto de la ley de pensiones, al que ha tenido acceso el diario El País y que en breve llegará al Congreso.

Podrá contabilizarse un periodo de becario de hasta dos años

Para empezar, sólo los menores de 32 años podrán acogerse a dicha cotización. No obstante, los posibles beneficiarios tendrán que esperar para saber si cumplen esta condición, puesto que está ligada a «la entrada en vigor de la norma reglamentaria» que regulará los derechos de los becarios. Según informan en el citado diario, «es posible que ese reglamento se demore respecto a la ley de las pensiones». Esta normativa es la que, además, definirá las condiciones definitivas de la cotización de los becarios.

Otro detalle que se desvela es el carácter retroactivo, establecido en hasta cuatro años antes de la publicación de la ley de pensiones en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El Gobierno espera que esto suceda a finales de este año, por lo que podrían recuperarse las becas con antigüedad máxima de finales de 2007.

Desvelado el ‘qué’, una de las principales dudas de los posibles beneficiarios es el ‘cómo’. ¿Quién abonará esta cotización? Naturalmente, serán las empresas y la Administración los que lo hagan desde que se aplique la reforma. Y en el caso de los ex becarios, serán ellos mismos los que abonen esta cotización mediante un convenio con la Seguridad Social. El coste equivaldría al de los contratos de formación, es decir, unos 530 euros al año. De este modo, por un máximo de 1.060 euros el antiguo becario que se adapte a los requisitos podrá mejorar su carrera de cotización.

Algunas voces ya alertan de dos posibles consecuencias de esta iniciativa: que los salarios ya escasos de los becarios mermen aún más, compensando así el gasto extra que supondrán para las empresas y organismos, o que aumente el gasto para los mencionados entes y que, por tanto, se restrinja la contratación de becarios. Por tanto esta normativa, que de entrada se apuntó como beneficiosa, puede ser un arma de doble filo en ciertos aspectos. Sin embargo, tendremos que esperar para conocer todas sus condiciones.

Foto: Clever Girl por liquene en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...