¿Qué puedo negociar en una entrevista de trabajo aparte del sueldo?

No solamente se puede negociar el sueldo en una entrevista. También puedes negociar las comisiones, las vacaciones, los gastos reembolsables, una compensación por traslado, horario flexible, teletrabajo o incluso bonificaciones por firmar

Negociar en entrevista aparte del sueldo

Cuando tienes la oportunidad, negociar el contrato en la entrevista de trabajo es algo muy satisfactorio. Los candidatos hábiles pueden mejorar mucho su salario si negocian de forma correcta.

Eso sí, no todo en esta vida es sueldo. En realidad, hay muchas cosas que puedes pedir a las empresas en las entrevistas y que te pueden dar más satisfacción que un simple aumento de sueldo. ¿Quieres conocerlas? Pues no dejes de leer lo siguiente.

Esto es lo que se puede negociar en una entrevista

Lo primero que puedes negociar son los días de vacaciones. Aunque el Estatuto de los Trabajadores diga que son 4 semanas, siempre se puede conseguir un poco más si tienes poder de negociación. Podrías conseguir algo razonable como una semana más al año.

El horario flexible es una de las cosas más solicitadas, especialmente en personas que tienen familiares a cargo. Puedes negociarlo con la empresa y conseguir flexibilidad en ciertas horas. Es más, puedes ir más allá y conseguir el teletrabajo, ya sea unos días a la semana o de forma permanente.

También se pueden negociar cosas para mejorar tu carrera, como programas de formación y de capacitación interna. Asimismo, hay otras ventajas como el acceso a fondos de pensiones o incluso a hipotecas de la propia empresa en algunos casos.

Con respecto al tema económico, hay muchas cosas que negociar aparte del salario. Si tu trabajo tiene una parte que va a comisión, puedes solicitar un porcentaje más elevado o reducir el ratio mínimo para cobrar las comisiones. Los trabajadores realmente capacitados pueden ganar muchísimo dinero de esta forma, beneficiando también a la empresa en el proceso.

Si eres un profesional muy demandado, puedes solicitar cosas como gastos de reubicación si tienes que trasladarte. Por si fuera poco, algunos consiguen incluso bonificaciones por firmar, similar a la prima de fichajes que cobran algunos futbolistas.

Finalmente, puedes pedir opciones sobre acciones o participaciones de la empresa al firmar, algo que te puede generar mucho beneficio si la empresa acaba creciendo.

En realidad, hay muchas peticiones que se pueden hacer en una entrevista y que son poco conocidas. Algunas personas piden que su denominación de trabajo cambie, con el fin de obtener más prestigio en su currículum.

Otros piden reembolsos de comida, viajes o ventajas como móviles de empresa u ordenadores portátiles. Algunas empresas incluso dan membrecías de gimnasio gratis a sus empleados. En cualquier caso, debes negociar desde una posición de poder, es decir, estar en un empleo demandado y ser un gran profesional.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...