¿Qué es el tercer espacio en el mundo laboral?

El tercer espacio es un lugar que mezcla la de la comodidad de casa y la productividad de la oficina. Sirve para trabajar de forma cómoda y productiva, relacionándote con otras personas de la empresa o incluso de fuera de ella, además de relajarse y cambiar de aire

Tercer espacio

Estamos acostumbrados a escuchar siempre referencias al primer y al segundo espacio, es decir, al hogar y al trabajo. Hasta hace poco, solamente se tenía en cuenta lo que ocurría en el entorno laboral y totalmente fuera de él, como si solo hubiera la opción de ir a la oficina o desconectar de ella.

Sin embargo, con la tecnología cada vez se habla más del llamado tercer espacio, el cual es un entorno que mezcla lo mejor de ambos mundos. Hoy conoceremos más sobre este llamado tercer espacio y por qué es tan importante para muchas compañías.

Definición de tercer espacio

El tercer espacio se define como la combinación de la funcionalidad y productividad de un espacio de trabajo con la comodidad de un hogar. Se trata de un espacio mixto que reúne lo mejor de los dos mundos, creando un área totalmente híbrida.

Eso sí, no se trata de una zona de descanso de una oficina y ni siquiera se trata de una oficina en casa. Se trata de un lugar organizado e híbrido que suele estar dentro de la empresa, donde se va a trabajar, pero también se está cómo en casa y se fomenta el bienestar.

El tercer espacio puede darse en varios entornos, pero todos tienen cosas en común. Todos buscan favorecer la interacción de la gente los unos con otros, relacionándose con otros profesionales y ayudando también a evitar la fatiga de la oficina y de los espacios tradicionales. Son perfectos para los que quieran probar algo nuevo.

Podría decirse que es algo así como la oficina del futuro gracias a sus tres pilares básicos:

  • Diseño acogedor
  • Servicios de soporte prácticos
  • Integración correcta de la tecnología y conexiones

¿Qué debe tener un tercer espacio para que sea un lugar beneficioso para la empresa y empleados?

El tercer espacio tiene beneficios muy claros. En primer lugar, ayuda a unir a los grupos y departamentos, trabajando de forma más informal y ayudando a crear lazos entre los diferentes grupos de la compañía. Todo ello en un ambiente cómodo, pero también privado, ya que está dentro de la oficina.

Por otro lado, el espacio genera sentimiento de pertenencia a la empresa, especialmente cuando es acogedor y ayuda al bienestar. Eso se hace creando un lugar con un buen sonido, una buena iluminación, detalles que inspiren e incluso colocando obras de arte y otros detalles arquitectónicos.

Muchas compañías añaden comida de calidad, un buen café y una atmósfera moderna, todo ello combinado con un lugar funcional donde se pueda trabajar y hacer reuniones sin ningún problema. La funcionalidad incluye el acceso a la electricidad, a la red de internet y a la herramientas de todo tipo para compartir contenido. Algunas también incluyen lugares para hacer videoconferencias, presentaciones y proyectos.

Los espacios al aire libre y su importancia

Otras empresas apuestan por espacios al aire libre para favorecer la sensación de descanso. Se pueden equipar las zonas ajardinadas de alrededor de los edificios, creando un lugar único para relajar la vista y purificar los plumones.

Además, ayuda a fomentar la creatividad y a acabar con la fatiga de estar todo el día delante de la pantalla del ordenador. Es como mirar por la ventana cuando estás cansado, pero multiplicado varias veces.

Crea tu propio tercer espacio

Si trabajas desde casa y se te hace pesado, puedes crear tu propio tercer espacio sin problemas. En este caso, la mayoría de las personas apuestan por ir a una zona de coworking.

Se trata de una oficina alquilada en un espacio compartido, siendo una especie de tercer espacio fuera de la empresa. En este caso, compartirás el espacio con otras personas que no son tus compañeros, ayudándote a crear contactos profesionales y a conocer a otras personas fuera de las fronteras e la empresa.

También podrías trabajar en la biblioteca, en vestíbulos de hoteles o incluso en cafeterías. La mayoría ofrecen conexión a internet y enchufes para los portátiles desde hace años, pudiendo acudir allí a trabajar mientras disfrutas de un pequeño almuerzo.

Si quieres algo aún más diferente y libre, puedes trabajar prácticamente donde quieras con un ordenador portátil, una batería externa y una tarifa de datos ilimitados. Eso te permitirá trabajar en los lugares más insospechados, siempre que tengas cobertura suficiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...