Ordenadores para trabajar

La memoria RAM, el procesador, el disco duro o la pantalla determinarán si hemos elegido un buen ordenador para trabajar o no. También es importante la diferencia entre laptop y computador.

Los ordenadores se han convertido en un compañero de trabajo esencial para profesionales de todos los campos, e incluso en las escuelas les han ido ganando terreno poco a poco a los libros y libretas. El uso laboral de computadoras y laptops en El Salvador, México, España o Argentina ha crecido a un ritmo vertiginoso en los últimos años, pero no es fácil elegir el ordenador ideal para cada empleo. Por eso, vamos a ver cuáles son los mejores para desarrollar sun problemas nuestra labor.

Antes de nada, debemos fijarnos en los componentes, esas palabras y números que muchas veces nos cuesta entender y que resultarán determinantes a la hora de decir si hemos hecho -o no- una buena elección. Por ejemplo, el procesador, encargado de ejecutar el sistema y de navegar. Para un uso más profesional necesitaremos un buen procesador, como Intel Core i5 o i7; pero si no haremos más que navegar por internet y escribir documentos tendremos suficiente con uno más simple.

Respecto a la memoria RAM, poco a poco han mejorado, y podemos conseguir una buena RAM a precios asequibles. Ocho gigas de RAM nos permitirán un buen rendimiento, aunque para ordenadores básicos cuatro GB deberían ser suficientes. Siempre tenemos la posibilidad de añadir una RAM adicional, especialmente en los ordenadores de sobremesa. No menos importante es el disco duro. Uno de 500 gigas suele ser suficiente, ya que siempre podemos utilizar uno externo. Es recomendable partirlo en dos, una parte para los archivos del sistema y la otra para el resto de archivos.

Otro elemento clave en nuestro ordenador es la pantalla que utilicemos. Es muy importante utilizar pantallas con una buena resolución, lo que nos ofrecerá una gran área de escritorio, en la que podremos tener todas la herramientas y la ventana de trabajo sin que nos molesten. Además, a mayor resolución, apreciaremos con mejor detalle cómo queda nuestro trabajo, sin tener que abusar del zoom y sin forzar demasiado la vista, algo que nuestros ojos agradecerán.

La última pregunta es, ¿computadora o laptop? La respuesta depende del empleo. Para diseñadores o editores de vídeo, lo mejor son los de sobremesa, aunque hay laptops potentes que servirán para trabajos concretos o si se mueven mucho. En caso de tener que desplazarnos mucho, por ejemplo los comerciales, podemos decantarnos por un netbook, fácil de transportar, o por un ultrabook, con más potencia. En cambio, para oficinas y estudios no hay nada mejor que un buen equipo de sobremesa.

Foto: Elvert Barnes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...