OCDE ve negro el futuro laboral en España

La OCDE ve positivo la baja del paro durante 3 meses seguidos pero advierte que el índice de desempleo sigue estando muy por encima del 8% que se registra como media del paro para la OCDE.

Sin negar los tres meses consecutivos de bajada del paro y que la cifra total de parados en el país cayó hasta alcanzar los 4.615.269 de desempleados, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) hizo una advertencia respecto de la alarmante realidad laboral y el futuro del mismo en nuestro país.

Desde el organismo advirtieron que si bien es positivo que el desempleo comience a mostrar indicios de retroceso, el indice de personas sin trabajo continúa siendo alto y el desajuste entre quienes buscan un empleo y las vacantes sigue estando en desajuste, con lo cual el panorama laboral a futuro no resulta alentador.

La opinión de este organismo se funda en otra cifra que permite la comparación:
La media de paro para la OCDE será en 2012 del 8 %, el mismo de 2011, pero bajará al 7,9 % el año próximo.

Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social español, en junio el desempleo disminuyó en 98.853 personas respecto al mes anterior (el 2,10%), no obstante de lo cual, el informe sobre perspectivas de empleo para 2012 presentado este martes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico recordó que desde el inicio de la recesión a finales de 2007 la tasa de desempleo se ha «más que duplicado», hasta llegar a ser la más alta de los países integrantes de la OCDE.


En el informe se recalca como especialmente preocupante la situación de los jóvenes pues en ellos, la falta de empleo y otras dificultades laborales «podrían estar mermando tanto las trayectorias profesionales de largo plazo como sus perspectivas de ingresos futuros».

Por otro lado, las desavenencias de la economía nacional también repercutirían negativamente en el empleo juvenil ya que, según estimaciones de del organismo con sede en París, un descenso del Producto Interior Bruto (PIB) en España incrementaría la tasa de desempleo un promedio de 0,6% en los próximos cuatro años.

Para la OCDE, el número de desempleados en España, que podrían alcanzar el 25,3 % de la población activa en 2013, es equivalente a los trabajadores que el país importó para abastecer al mercado de la construcción.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, asegura que durante los diez años previos a la crisis, España «importó alrededor de medio millón de trabajadores por año y hoy tiene un nivel de paro de entre 4 y 5 millones de personas que es más o menos el mismo número de personas que importó en los últimos diez años».

Al llegar la crisis, «este grupo que estaba trabajando, sobre todo hombres, sobre todo jóvenes de relativamente baja preparación técnica y al mismo tiempo muchos de ellos inmigrantes, han quedado cesantes», indicó Gurría, que a pesar de sus notas desahuciadas no puede decir que no hay esperanzas para los parados españoles.

«Yo creo que esa conclusión no es justa. Creo que lo que se dice ahí (en el informe de la OCDE) es precisamente que, aún en condiciones difíciles, es posible, a través de políticas publicas, muy deliberadas, muy bien enfocadas, reducir el fenómeno del paro en particular, del paro juvenil», dijo Gurría.

Al respecto, el funcionario alegó que «España está haciendo todos los deberes y está ahora enfocándose en el último gran pendiente que tiene, que es precisamente el tema de la capitalización de su sistema bancario».

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...