Menos depresión al volver de las vacaciones

Hace algunos años atrás, al finalizar cada temporada estival y cumplirse los períodos vacaciones de verano de la mayoría de los empleados, tocaba el turno de hablar de la depresión de la vuelta al trabajo. Un malestar que no pocos asalariados sufrían ante la culminación de sus esperadas vacaciones y que, en épocas de crisis, parece replegarse.

De hecho, actualmente podemos decir que el número de trabajadores que experimenta depresión post vacacional se ha reducido respecto del año pasado y que estamos en condiciones de afirmar que, en España, más de la mitad de los trabajadores hacen su regreso a la oficina «con normalidad».

El estrés post vacacional se trata de un transtorno que «dificulta la adaptación al nuevo ritmo laboral» y se manifiesta en «irritabilidad, insomnio o tristeza», así como dolores de cabeza y desmotivación en el ámbito de trabajo.

El dato surgió de una encuesta realizada por la consultora de Recursos Humanos, Randstad, y en la misma se logró detectar que los consultados han manifestado, en un 53,3 por ciento, que consiguieron volver a trabajar con normalidad y sin depresión post vacacional, en tanto que, en idéntica medición realizada en el año 2011 la cifra de personas que dieron esta respuesta apenas alcanzó el 39,26 por ciento.


Sin dudas, las lecturas posibles a hacer de esta información son muchas, pero lo que seguramente nadie se atreverá a pensar es que las respuestas han cambiado porque las condiciones laborales mejoraron y, por tanto, los trabajadores están felices de volver a sus puestos. Por el contrario, es muy probable que la mayoría de nuestros lectores estén de acuerdo en que la merma en el estrés post vacacional se debe, en realidad, a la satisfacción de tener un trabajo al cual volver, en una época en que 1 de cada 4 españoles no tiene empleo.

Ahora bien, en un análisis más pormenorizado de las cifras aportadas por Randstad y observando las respuestas en un marco comunitario, Castilla-La Mancha se muestra como la comunidad en donde los trabajadores vuelven a trabajar con menos estrés: sólo un 38 por ciento manifestó padecer este malestar. Le siguen en la lista Madrid, con un 37 por ciento, y Canarias, con un 31 por ciento.

Por su parte, Asturias y País Vasco son las únicas comunidades en las que ha aumentado el desánimo al incorporarse al trabajo, con un incremento del 22,50 por ciento y del 11,45 por ciento, respectivamente.

Si, en cambio, el análisis se realiza por edades, el informe arroja que el sesenta por ciento de los empleados de entre 16 y 24 años no sufre depresión postvacacional, seguidos de los trabajadores de entre 25 y 29 años, con un 59 por ciento, y de los de entre 45 y 65 años, con un 53,5 por ciento, lo que demuestra que a mayor edad, más nos cuesta volver a la rutina.

Según el mismo informe, más de la mitad de los empleados necesitan un tiempo promedio de entre 1 y 2 semanas para superar el estrés post vacacional, en tanto que casi un 40 % de los encuestados dicen que en un día ya se incorporan totalmente a la rutina sin inconvenientes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...