Los nuevos profesionales prefieren trabajar en empresas privadas

Los jóvenes profesionales de 9 países manifiestan sus deseos respecto de dónde desean conseguir un empleo.

Dónde prefieren emplearse los jóvenes

Los tiempos cambiaron y con ellos las aspiraciones de los profesionales que, año tras año, salen con diplomas de las universidades y que, infructuosamente, buscan insertarse en un mercado laboral en donde no hay lugar para propios ni ajenos.

Y así como otrora era el deseo de muchos convertirse en funcionarios pues ello era garantía de buenos salarios, posibilidades de una inagotable carrera profesional, horarios flexibles y prestigio suficiente como para estar conforme a nivel profesional, hoy la realidad y los deseos de los nuevos profesionales se inclinan hacia otros sectores.

De hecho, las inclinaciones de los nuevos profesionales de España, Argentina, Chile, Colombia, México, Perú, Portugal, Puerto Rico y Uruguay no están en el sector público sino todo lo contrario.

Una encuesta realizada por Universia y Trabajando.com en estos nueve países se hizo a estudiantes próximos a realizar las prácticas empresariales indicó que el 55% prefiere el sector privado, el 39% el público y el 6% se inclina por trabajar en una ONG.

Para los próximos a graduarse, las empresas del sector privado son las que les brindan mayores posibilidades de realizarse profesionalmente y en donde la experiencia y los resultados del trabajador generalmente reciben gratificaciones inmediatas.


Entre las muchas ventajas que valoran los futuros profesionales respecto de las empresas del sector privado se encuentra la facilidad de movilidad y rapidez de promoción de los cargos dentro de la empresa; algo que les permite adquirir mucha experiencia laboral en corto tiempo lo que, en suma, le significa mejores posibilidades laborales.

Pero no sólo la visión de carrera es la razón por la que las empresas del sector privado son preferidas por los encuestados de estos nueve países, sino que, además, los próximos a graduarse destacan que los sueldos son muy altos y es mucho más fácil conseguir un aumento, pues los mismos no dependen del gobierno sino de acuerdos privados.

Por su parte, quienes prefieren emplearse en el sector público, destacan como un valor la condición de funcionario que los hace inamovibles, algo que otros trabajadores en empresas privadas no pueden disfrutar.

Esto quiere decir que una vez que alcanzan un cargo público, no pueden ser desplazados del mismo a menos que se tengan causas sustentadas en una Ley y con procedimientos de rigor.

Esta ventaja le aporta al empleado público una estabilidad laboral y permanencia en el puesto de trabajo que ningún otro trabajador en ningún sector o industria es capaz de gozar. Por otro lado, cuantiosos beneficios sociales adicionales, planes de salud y de pensión, las vacaciones y la antigüedad, conforman un paquete soñado para muchos.

El tercer grupo de futuros profesionales que escogió emplearse en una ONG escogen la libertad de desarrollo profesional en un emprendimiento en donde la iniciativa profesional suele ser tenido en cuenta, algo que no sucede en otras empresas.

Por otro lado, en las ONG, el nivel de competencia profesional es menor que en las empresas privadas o en el sector público pues, generalmente, se trata de tareas grupales y no individuales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...