Los efectos del veto ruso a la fruta europea para el empleo español

El veto ruso a la fruta procedente de la Unión Europea pone en peligro 500.000 empleos en España, especialmente en las comunidades del Mediterráneo y Aragón.

Rusia se ha puesto seria con la Unión Europea, y ha contestado a las medidas tomadas por los 28 por su actuación en Ucrania con una serie de medidas que afectarán tanto a grandes compañías como a las pequeñas empresas o cooperativas del sector de la fruta que ven como la prohibición de importar fruta de hueso al gigante euroasiático pone en peligro una campaña que ya está a medias. Además, este veto ruso a la fruta europea pone en peligro medio millón de empleos en España relacionados con el sector frutícola.

Hasta ahora, la mayoría de informaciones con las que nos hemos encontrado hablan de la preocupación de los agricultores por el futuro de sus frutas, pero estos no son los únicos que se verán directamente afectados por el veto ruso. Todos los eslabones de la cadena de producción de la fruta que se exporta a Rusia sufrirán sus efectos, desde los propios agricultores a las empresas que los transportan, pasando por los encargados del embalaje, etiquetaje, controles fitosanitarios o los fabricantes de cajas.

Las cooperativas agroalimentarias han puesto sobre la mesa la cifra de los 500.000 empleos que desaparecerán en las comunidades del Mediterráneo, que sufren especialmente la prohibición de exportar melocotones o nectarinas a Rusia. Otra de las zonas más afectadas por el veto ruso la encontramos en Aragón, concretamente en la zona del Bajo Cinca, donde seis de cada diez kilos de nectarinas, melocotones y paraguayas que hay en sus árboles debían viajar a Rusia, ya sea de forma directa o exportándolos a un tercer país que luego los revende en Rusia.

En todo Aragón, hay unos 15.000 empleos que dependen del sector de la fruta, y parte de ellos también podría desaparecer. En el Bajo Cinca se calcula que hay 5.000 empleos directos en la fruta de hueso, y algunas explotaciones ya sienten los efectos del bloqueo ruso. Algunas compañías han cerrado temporalmente hasta que se solucione la situación, y otras han reducido sus plantillas. Si no hay una solución rápida, la cosa podría complicarse aún más.

La prohibición rusa de la fruta de hueso de la Unión Europea puede suponer un freno importante a la ligera recuperación de empleo española. Los datos de la EPA del último trimestre reflejan que el paro en la agricultura ha bajado en 7.800 personas en el último año, aunque entre abril y junio se registraron 19.600 nuevos desempleados. En el próximo trimestre, esta cifra podría crecer debido a la situación en Rusia.

Vía: sucurrículum

Foto: Gonmi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...