Lo que quedará después del verano…

Ya son cuatro meses los que, de forma consecutiva, han visto caer las cifras del paro, de forma tibia, con unos pocos miles de españoles que, cada mes, consiguen salir del índice rojo que ha signado la economía nacional. 

Y si bien parte de este oxígeno que se respira y que renueva los ánimos para encarar la segunda parte del año con nuevas y endurecidas medidas de ajuste, lo cierto es que hay que agradecer al verano y al trabajo temporal por el descuento en el índice del paro y cruzar los dedos porque, al finalizar agosto, el castillo de naipes -o de arena, si se quiere- no se venga abajo.

Pero entre los diferentes actores del mercado laboral, son pocos los que mantienen su voto de confianza en que los buenos momentos se verán repetidos hasta finales del 2012 y ellos se encuentran dentro del gobierno, intentando llevar tranquilidad a la población que se inquieta ante la falta de empleo.

En cambio, en la vereda contraria de los buenos augurios, la Agett vaticina que la caída del empleo se acentuará luego de concluido el verano y que la ocupación podría bajar hasta octubre a 17,04 millones de personas, un nuevo mínimo durante la crisis.

La cifra surge de un informe publicado por el servicio de estudios de Agett, la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal y en él queda muy claro que sólo se trata de «un veranito» lo que se vive en cuanto a la bajada del paro.


Un analista de Agett, que participó en este informe dijo que «Esperamos una caída de la ocupación de casi un 5 por ciento interanual hasta octubre por el previsto ajuste del empleo en el sector público y por el número creciente de expedientes de regulación de empleo en el sector privado»; y, de confirmarse estas previsiones, se trataría de la mayor corrección de la ocupación en España en un tercer trimestre desde el inicio de la crisis en 2007, dijo Agett.

Según las cifras recogidas por el informe de la Agett, en el tercer trimestre de 2011, el número de ocupados en España era de  18,16 millones de personas pero desde ese momento hasta ahora, la cifra ha disminuido en cerca de 740.000 personas hasta situarse en los 17,42 millones de ocupados a finales de junio de 2012.

«Con el nuevo descenso previsto en los próximos meses, el número de parados podría alcanzar el umbral de los 6 millones», advirtió el analista de Agett y la cifra opaca la anunciada hace poco por el Ministerio de Empleo español en donde se contabilizaron poco más de 4,5 millones de desocupados.

Pero para ser fieles y precisos con los datos oficiales, a finales de junio, había 5,693 millones de desempleados en España, equivalente a una tasa de paro del 24,78 por ciento. Estas cifras, sin dudas, se verán reforzadas cuando los últimos ajustes anunciados por el Gobierno se hagan efectivos.

Según el informe de la Agett: «El ajuste en la Administración Pública se hará especialmente intenso a partir del tercer trimestre, cuando se hagan evidentes las medidas adoptadas para el cumplimiento del déficit».

En los últimos tres trimestres, la cantidad de asalariados ocupados en el sector público venía en descenso hasta contabilizar una merma total de 180.000 efectivos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...