La importancia de cuidar la salud mental en el trabajo

Como pasamos muchas horas trabajando, hay que cuidar la salud mental. También hay que hacerlo si nos quedamos en el paro, pues ahí estamos muy sensibles.

Salud mental trabajo

Siempre hemos visto el trabajo como un medio para ganarnos la vida, pero es mucho más que eso. En realidad, pasamos mucho tiempo en él, por lo que una mala situación laboral puede afectar a nuestra salud mental a corto y largo plazo.

Por este motivo, hay que tratar de cuidar la salud mental en el trabajo, ya que es más importante de lo que parece. Si no sabes cómo hacerlo, te daré algunas pautas para poder tener una buena salud mental pase lo que pase.

Así podrás cuidar la salud mental en el trabajo

En primer lugar, hay que saber que las empresas están obligadas a cuidar la salud mental de sus trabajadores. Tienen que vigilar si sufren ansiedad o estrés, siendo considerados parte de los riesgos laborales. De este modo, las empresas que no los evalúen correctamente podrían ser sancionadas.

Los riesgos laborales podrían estar presentes en cualquier trabajo, no solamente en los de baja cualificación. Para detectarlos, analiza si tienes síntomas como estrés, excesiva carga de trabajo, monotonía o incluso poca carga de trabajo o aislamiento. Además, también hay que valorar tu relación con tus compañeros de trabajo y preguntarles a ellos qué tal se sienten.

En el caso de que tengas alguno de estos problemas, lo mejor es actuar a tiempo y pedir ayuda si es necesario. No tengas miedo de pedir ayuda profesional y acepta tus emociones.

Además, debes cuidarte emocionalmente y seguir una rutina que te permita tener una buena salud mental. Entre estas cosas se incluye el hacer deporte, tener aficiones, tener amigos, tener una relación sana con tu familia y realizarte profesionalmente.

En el caso de que hayas perdido tu trabajo también podrías tener problemas de salud mental. En este caso, deberías buscar un tiempo para encontrar trabajo, aunque siempre sin dejar tu salud mental de lado.

Sigue teniendo hobbies y pide ayuda si es necesario, siguiendo una rutina de higiene personal y obligaciones aunque estés en el paro. De hecho, buscar trabajo debería ser ahora mismo tu ocupación principal, dedicando unas horas al día a ese fin.

Finalmente, céntrate solamente en lo que puedes controlar. Si te han despedido por una crisis como la actual, piensa en que no es culpa tuya y no podías hacer nada. En lugar de eso, cambia el enfoca y busca una solución. Puedes buscar trabajo en otra ciudad, hacerte autónomo o incluso volver a estudiar y reciclarte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...