Iberia: en picada

Iberia ejecutará un plan de ajuste que implica el despido de 4.500 trabajadores y rebajas salariales para otros 15.000.

La corrida noticiosa que llevaba de volanta el recorte de varios miles de puestos de trabajo comenzó cuando IAG dio a conocer los datos de los números rojos de la línea aérea Iberia que, según el comunicado, indican que la misma ha perdido hasta septiembre 39 millones de euros y a razón de 1,7 millones de pérdida por día.

También se supo que esta noticia negativa no tardaría en tener impacto en el plano laboral y así fue: Iberia anunció que recortará 4.500 empleos y que hará planteos de rebajas salariales al resto de la plantilla que se salve del recorte. Además, la línea aérea recortará un 15% sus vuelos en 2013 y prescindirá de 25 aviones.

La aerolínea puso como fecha límite para firmar el acuerdo con los sindicatos el 31 de enero y se dejó saber que en caso de que los sindicatos no firmen el acuerdo antes de febrero o si inician medidas de huelga, los ajustes serán todavía mayores; y, por su parte, Sepla advierte de que no aceptará los ajustes «de ninguna manera».

Desde el holding que agrupa a Iberia, la aerolínea española con su par británica, British Airways, dicen que están tratando de salvar a la aerolínea y que a ello responde el plan de ajuste que anunciaron. Estas medidas están contenidas en el plan de transformación de la compañía que, hasta el momento, contaba con 20.000 empleados y que espera llegar al 2015 con mejores resultados al cierre de cada ejercicio.

Y es que, frente a las fuertes pérdidas que Iberia registrará este ejercicio y que se marcan como unos números rojos récord de 263 millones, British Airways presenta un beneficio operativo de 286 millones de euros. Por eso, para el 2015, el plan indica que Iberia debe generar resultados de al menos 600 millones.

«El plan de transformación de Iberia incluye cambios estructurales permanentes en todas las áreas de negocio de la compañía, con el objetivo de que deje de tener pérdidas y recupere la senda de los beneficios», subraya IAG.

Para detener la sangría de pérdidas que presenta muy singularmente el negocio doméstico y el europeo, «se suspenderán las rutas y las frecuencias que registren pérdidas, a la vez que se garantiza una alimentación eficiente de los vuelos de largo radio que sean rentables», pero la disminución de la oferta de rutas y de vuelos conlleva un recorte de la plantilla y de la flota de aviones.

Es en este plano en el que IAG calcula en 4.500 los empleos que destruirá el plan de transformación de Iberia «para salvar alrededor de 15.500 puestos de trabajo». «El plan supondrá igualmente mejoras globales de productividad y la introducción de ajustes salariales permanentes para lograr una base de costes competitiva y flexible», resume la compañía.

Fotografía:  curimedia en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...