Iberdrola, primera del IBEX 35 en ligar salarios y productividad

Era cuestión de tiempo que alguna de las grandes empresas españolas aplicara esa medida tan pregonada por el Banco de España, la canciller alemana, Angela Merkel, y varios expertos y economistas. Finalmente ha sido Iberdrola, la compañía de gas y electricidad con sede en Bilbao, la primera del IBEX 35 en ligar los salarios a la productividad. O, al menos, así pretende contemplarlo en su nuevo convenio. Por el momento, la propuesta ha recibido el apoyo de un 58,5% de la representación sindical (CC OO, USO, Atype y Sie). Aún no la ha aprobado el sindicato mayoritario, UGT (28% de la representación), que considera que el incremento ligado a la productividad debería ser un plus al que establece el IPC, de tal modo que se garantice el poder adquisitivo de los trabajadores. Sea como sea, y según informaba ayer El País, el convenio podría firmarse el próximo 5 de mayo, semanas antes de la celebración de la junta sindical. Afectaría al total de la plantilla de la compañía y de sus filiales Iberdrola Renovables e Iomsa, lo que representa un total de 9.000 trabajadores.

Al fondo, edificio de Iberdrola en Bilbao

De este modo, y aunque el incremento salarial anual se contempla en el 1%, podrá fluctuar entre el 0,8% y el 3,5%. Este pico máximo sólo se alcanzaría si se lograse superar en un 20% el resultado previsto. Por el contrario, de no alcanzarse los objetivos, el incremento se quedaría estancado en el mínimo. Hasta el momento la dinámica habitual en España ha sido ligar los salarios a la inflación. Una medida que, según leemos hoy en Expansión, ha terminado por ahogar al sistema porque «los convenios se firman teniendo en cuenta la inflación del año anterior y, en algunos casos, las negociaciones se dilatan bastante en el tiempo». Así lo explica Rafael Barrilero, socio de la firma de consultoría en RRHH Mercer, en declaraciones para el periódico especializado.

A pesar de lo esperado de la medida, ya ha recibido las primeras críticas. En el citado diario destacan que el incremento salarial sería, en el mejor de los casos, de 1.900 euros anuales por empleado. Eso son 17 millones en conjunto por ejercicio y 68 millones en cuatro años. En la próxima junta de Iberdrola se aprobará un ‘bono estratégico’ para el período 2011-2013 que afectará a los 350 directivos de la compañía. Consistirá en la entrega de hasta 17 millones de acciones que ahora mismo valen 100 millones.

Otros cambios en el convenio

Además de ligar los salarios a la productividad, el nuevo convenio colectivo de Iberdrola también propone otros cambios significativos. Uno de ellos tiene que ver con las facilidades para compaginar el ámbito laboral con el familiar. Así, se amplía de los 8 a los 12 años la edad de los hijos a la hora de solicitar reducción de jornada por guarda legal. También se introduce un nuevo permiso por matrimonio de progenitores o hermanos y, además, se ofrecerán cheques de guardería y de transporte a los empleados.

En lo estrictamente laboral, se amplía hasta 39 minutos el margen para iniciar y terminar la jornada laboral y se mantiene el compromiso de hacer sólo contratos indefinidos y fomentar la formación continua. Ofrece como novedad para los empleados en servicio de turno la posibilidad de disfrutar de cuatro días anuales de descanso por año trabajado, algo que podría influir positivamente en la jubilación.

Foto: New City por kurtxo en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...