Formación adaptada a las necesidades reales de las empresas

Los parados de hoy en día necesitan mantener o mejorar las habilidades adquiridas para que, en el futuro, cuando haya empleo, puedan insertarse rápida y efectivamente.

En varias oportunidades hemos destacado que, en muchas ocasiones la demanda de profesionales de empresas de determinados sectores (especialmente el industrial y el tecnológico) suele quedar desierta o que, los reclutadores, no quedan conformes con la cantidad y calidad de los aplicantes.

En otras oportunidades también hemos destacado la poca atención que la mayoría de los estudiantes parecen prestar al mercado laboral y los constantes cambios que se efectúan en el mismo a la hora de escoger una carrera profesional que no sólo les permita insertarse laboralmente de forma rápida y eficaz sino también a dar respuesta a esas demandas que las empresas realizan.

Hoy, otro agente destaca la importancia de hacer coincidir la formación profesional con la realidad empresarial que es la que genera la demanda de empleo y, ese agente, no es otro que el Banco de España.

Así, el Banco de España cree necesario que los servicios públicos de empleo en colaboración con las agencias privadas de colocación tengan en cuenta las necesidades reales de las empresas para cubrir vacantes.

La entidad supervisora señala, así, que el sistema de formación profesional debe permitir satisfacer de forma flexible la formación que requieren las empresas toda vez que se visualicen desajustes entre el currículum de los desempleados y las habilidades requeridas en los puestos de trabajo que se ofrecen.


El informe apunta a las dificultades que los empleados enfrentan a la hora de aplicar a puestos de trabajo disponibles y evaluar el grado de adecuación de sus habilidades respecto de los requerimientos de la oferta de empleo.

Según el Banco de España, los últimos empleos realizados por los parados actuales son muy similares a los trabajos actuales en otros países europeos, de manera que la futura empleabilidad de estos parados no se vería comprometida.

Sin embargo, la entidad destaca que esta empleabilidad se sostendría sólo en el caso de que la demanda de trabajo futura mantenga las habilidades manuales que estos parados poseen y que no se les requiera nuevas habilidades cognitivas pues, si esto sucediera, los parados menos cualificados verían seriamente comprometida su posibilidad de conseguir un empleo.

Es entonces que el Banco de España subraya la importancia de las políticas activas y pasivas de empleo para permitir a los parados mantener o adquirir habilidades necesarias para cubrir las vacantes de empleo que se produzcan en el futuro.

Fotografía:  tnarik en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...