Europa quiere 6 meses de desempleo en el extranjero

La Comisión Europea propone reformar la seguridad social comunitaria, incluyendo que un trabajador conserve durante al menos 6 meses el paro aunque busque empleo en otro país europeo.

desempleo

En un mundo cada vez más globalizado, donde los ciudadanos comunitarios tenemos total libertad para movernos entre los países de la Unión Europea, no es extraño que cada vez haya más gente que busca trabajo en el extranjero. Una práctica que no siempre es compatible con cobrar el subsidio por desempleo, por eso la Comisión Europea propone elevar a seis los meses que un trabajador desplazado a otro país comunitario en busca de empleo puede cobrar el subsidio por desempleo, duplicando el plazo actual.

A día de hoy un desempleado que decide emigrar puede exportar la prestación por desempleo de su país de origen a otro país comunitario durante tres meses, un plazo que se puede prorrogar hasta los seis. Si la propuesta de la Comisión Europea sale adelante el mismo desempleado podrá disfrutar durante un mínimo de seis meses del subsidio, algo que según la comisaria de Empleo, Marianne Thyssen, ofrece „más certidumbre jurídica y más equidad” tanto para los emigrantes como para los contribuyentes.

La ampliación de este periodo se incluiría en la reforma de la seguridad social europea, en la que también se estudian cambios para los trabajadores fronterizos. El más destacado es que cobren el subsidio por desempleo de socio comunitario donde han trabajado y no en el país de residencia, siempre que hayan encadenado 12 meses de trabajo. En el caso español esta medida se podría aplicar a los trabajadores que viven en nuestro país pero trabajan al otro lado de la frontera con Francia o Portugal.

Dentro de la reforma también se incluirían las ayudas a los trabajadores desplazados. Partiendo de la base que «libertad de movimiento no es equivalente a libre acceso a la asistencia social» en otro país, explica la comisaria Thyssen, la Comisión Europea prepara reformas en los subsidios a largo plazo como las pensiones. Entre otras cosas podría autorizar a los estados a no dar beneficios sociales a trabajadores inactivos (sin trabajo y sin buscarlo) que viven en el extranjero sin tener la nacionalidad de ese socio comunitario.

Otro tema controvertido son los niños. En ese sentido Thyssen aseguró que, pese a las presiones de algunos países, la situación se mantendrá como está ahora. Independientemente del país donde está la residencia del niño «el país donde se paguen las contribuciones se encargará de pagar las ayudas sociales», afirmó la comisaria de Empleo. Según Thyssen todas estas propuestas llegan porque hace falta actualizar las normas de coordinación de los sistemas de Seguridad Social de cada país cuando los ciudadanos emigran a otros países europeos.

Vía: Portalparados

Foto: ©gustavofrazao

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...