Ética social y trabajo

La ética social en el trabajo es un conjunto de normas y conductas que deben ser respetadas y compartidas por todos los empleados, para poder conseguir un buen clima de trabajo. La dirección de la empresa debe fomentar y alentar a los trabajadores para que compartan un código ético común.

La ética social en el trabajo es el conjunto de normas y principios morales de la vida colectiva en un espacio de trabajo. La ética social constituye el complemento necesario de la ética individual, que considera la responsabilidad del individuo con respecto a los demás y para consigo mismo, al considerar también la relación entre el trabajador con el resto de compañeros y la empresa.

La actual situación de precariedad laboral y dificultades para encontrar un empleo han hecho que muchos trabajadores antepongan su ética personal a la social; adoptando actitudes que van en contra del bienestar de todos los trabajadores para así conseguir un beneficio personal. Estas actitudes son negativas para tener un buen ambiente de trabajo, lo cual acaba repercutiendo negativamente en la empresa.

Los jefes y empresarios deben ser los primeros en mostrar ética social en el trabajo y fomentar un conjunto de normas y principios morales entre sus empleados. Existen algunas técnicas y normas para aplicar desde la dirección de la empresa para fomentar la ética social en el trabajo entre los empleados, bien sean jefes o trabajadores:

Evaluación de comportamiento ético: Las empresas pueden realizar auditorías éticas internas para evaluar la evolución del nivel de ética laboral. Éste sistema permite evaluar el cumplimiento y evolución de las normas de comportamiento establecidas por la dirección desde los altos cargos hasta los puestos de entrada, y así asegurarse de que no existe una «brecha» entre las normas éticas y el comportamiento real de los empleados. Mediante la evaluación regular de estas normas y el comportamiento de liderazgo de la empresa, se puede promover eficazmente el cumplimiento de las normas éticas de comportamiento.

Educar a los empleados: Un primer paso para desarrollar una ética social extendida entre los empleados es educarlos. Una de las estrategias para mejorar el clima ético de la organización o empresa es ofrecer o requerir incluso clases de ética empresarial. El departamento de Recursos Humanos puede organizar un curso práctico para ofrecer capacitación continua y motivación ética en la empresa; aunque también hay algunas instituciones que ofrecen este servicio, una opción adecuada si se trata de una pequeña empresa.

Proteger a los empleados: Uno de los problemas que pueden surgir en la promoción de normas éticas es el temor a denunciar la conducta no ética o cuestionable por otro empleado o un supervisor. Los empleados deben estar seguros de que están a salvo de represalias mediante la creación de un canal confidencial a través del cual se pueda denunciar el mal comportamiento. Una opción es la creación buzón de sugerencias colocado en un lugar poco visible donde los empleados tengan la seguridad que no serán vistos. Desde la dirección se debe proteger a los empleados que denuncien y que han sido denunciados de posibles represalias.

Imagen: Dwonderwall

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...