Estrategias públicas para la contratación privada

Los fondos públicos para colocar a parados atraen a 420 agencias privadas.

Las últimas reformas laborales han abierto las puertas del servicio público de empleo, el antiguo Inem, a las empresas privadas que basan su negocio en la gestión de recursos humanos. Tal es el caso de Manpower y Randstad.

Pero la lista de las agencias privadas que suman a las políticas activas suman 420 agencias autorizadas en un compendio de organizaciones y empresas que van desde las ETT y otras empresas de selección de personal, entidades del tercer sector, organismos públicos, patronales y hasta organizaciones religiosas.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ya ha dejado claro que una parte de la inversión en políticas activas servirá para retribuir a las agencias privadas que participarán activamente de la colocación laboral de los parados.

Y es que, aunque los fondos públicos cuyo destino es el de proveer la recolocación de los parados han sufrido un recorte del 21% en el presente ejercicio, todavía se trata de una cifra más que abultada que llega a los 5.807 millones de euros que generan el interés de las 420 empresas y organizaciones que han cumplimentado los requisitos para homologarse  como agencias privadas de colocación en el conjunto de España.


En estos momentos, el Gobierno central y las autonomías se encuentran preparando los concursos para subcontratar políticas de empleo y el principal referente del sector es el sistema británico, que paga hasta 17.000 euros por cada contrato.

Las comunidades autónomas están próximas a abrir convocatorias de políticas activas de empleo y será la primera vez que se podrán presentar tanto las nuevas agencias como las empresas de trabajo temporal (ETT) en algunos planes.

La regulación genérica de la colaboración entre los servicios públicos de empleo y las agencias privadas aún depende de la aprobación del Gobierno central pero el referente británico indica que el gobierno podría pagar a las agencias privadas un mínimo de 745 euros y un máximo de 17.000 por cada parado al que busca una solución en función de la dificultad de la recolocación y de la duración del contrato conseguido.

El referente del Reino Unido, además de establecer un importe, indica que el servicio público de empleo atiende a los parados durante su primer año sin trabajo y que, si en ese plazo no ha conseguido recolocarlo, la misión queda en manos de las agencias privadas que deberán gestionar su Currículum, formación, orientación laboral y colocación.

Para las empresas que cumplen estas misiones el gobierno establece una compensación en virtud de los resultados y de las características del parado y del contrato obtenido para el mismo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...