Esto es lo que no debes decir nunca a tu jefe

Hay cosas que no le puedes decir al jefe directamente. No le digas que no puedes hacer algo, no le hagas preguntas si ya te ha explicado, no le digas que no quieres hacerlo y no le digas que lo vas a dejar para luego. En su lugar, dile lo mismo pero con más tacto y psicología

No decir al jefe

El jefe es tu inmediato superior y como tal, dependes de él para muchas cosas. Lo malo es que hay algunos jefes difíciles de tratar, así que hacer ciertas cosas que no podemos decir a nuestro jefe.

Hoy vamos a ver las cosas que no podemos decir a nuestro jefe. Además, veremos cómo podemos decirle lo mismo, pero de otra forma, es decir, con más tacto y sin que se enfade.

Las cosas que no debemos decir al jefe

Cuando el jefe te hace una petición, no le gusta escuchar una negativa por tu parte. La palabra «no» tiene un efecto bastante potente sobre la otra persona, así que puede molestar a tu jefe si es dicha a la ligera.

Esto no quiere decir ser un esclavo y decir sí a todo, sino saber decirlo con tacto. No es lo mismo decir que no vas a hacer la tarea que decirle que piensas que estaría mejor con otro enfoque o que es mejor que lo haga otra persona. Por supuesto, tienes que tener motivos si quieres convencerlo.

Otra palabra que no se le puede decir al jefe tan fácilmente es la palabra «luego», «espera» o «después» cuando te da una tarea. Esto lo interpreta como que le estás dando largas, algo que te puede poner de patitas en la calle.

En su lugar, es mejor decirle que estás en ello y que lo harás tan pronto te sea posible. Aunque parezca que le estés diciendo lo mismo, realmente así demuestras que le das prioridad a su petición y no lo dejas para luego porque quieras.

Muchos jefes tienen la mala costumbre de pedirte demasiado, incluso si escapa de tus funciones y tu sueldo. Aunque eso sea así, no les digas que no puedes hacerlo. La palabra «imposible» tampoco es agradable para los jefes, aunque la tarea sea muy complicada y no puedas hacerla. Esto es porque otros empleados antes lo han utilizado como excusa y él cree lo mismo de ti.

En su lugar, es mejor asegurar que lo vas a intentar, pero que podría resultarte difícil. Si ve que lo intentas y no llegas, no se enfadará y se dará cuenta que es culpa suya al proponerte algo que escapa de tus competencias.

Finalmente, a los jefes no les gusta explicar las cosas muchas veces. Si ya te ha formado en una tarea y no te has quedado con la explicación, es mejor no pedirle que te explique cómo hacerlo. En su lugar, pide ayuda a un compañero y toma apuntes para la próxima vez, así no te pasará nunca más.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...