En 2010 creció la productividad pero mermaron los salarios

El lunes os contábamos que la canciller alemana, Angela Merkel, había recomendado a España equiparar los salarios a la productividad y abandonar el tradicional modelo que los ha vinculado a la inflación. Pues bien. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el producto interior bruto (PIB), publicados ayer y analizados por El País, el ‘modus operandi’ español es la antítesis de lo recomendado por Merkel. En el último semestre de 2010 la retribución por asalariado cayó un 0,25% mientras que la productividad alcancó el 2%. Este último dato es muy positivo, pero no se vió recompensado puesto que el decrecimiento en los sueldos fue el primero al menos desde 1996, primer año con estadísticas comparables.

Más productividad con salarios más bajos

Si se produce más pero se cobra menos, ¿dónde va a parar ese dinero? Los datos de contabilidad nacional nos dan una pista. Y es que los beneficios empresariales, recogidos en el dato de excedente de explotación, aumentaron un 4% en el último trimeste de 2010 tras casi un año de «caídas modestas», según las definen en el citado diario. No obstante, también se apunta que la empresa privada no es la principal culpable de la caída en las retribuciones, puesto que la información sobre el PIB se ha visto muy afectada por la rebaja del sueldo de los funcionarios aplicada desde junio. Así, obedece más a decisiones políticas que empresariales.

«Si los salarios siguen cayendo se frenará el consumo y se retrasará la recuperación«, expresó ayer UGT en un comunicado. No obstante, el PIB logró avanzar un tímido 0,2% en el último trimestre de 2010 en relación al periodo veraniego. Los expertos observan en este dato una ligera mejora, aunque también indican que se debe más a la expansión exterior de España que a su contribución interna. Las exportaciones crecieron un 10,5% interanual en el último tramo del año, un porcentaje que denota un buen estado de salud. Sin embargo, la demanda interna sigue siendo la asignatura pendiente que estanca la recuperación. Eso sí, con matices. «Las familias comienzan ya a gastar más, mientras las Administraciones hacen lo contrario, lo que frena el avance conjunto del consumo, que permaneció estancado», informan en el artículo referenciado. Las políticas de austeridad han afectado al consumo público, que actualmente toma el relevo a los hogares en lo que a contención de gasto se refiere.

Foto: Euro español por rahego en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...