El plan de empleo de Guadalajara generará 80 empleos

El Ayuntamiento de Guadalajara ha puesto en marcha una nueva fase de su plan de empleo, con el que espera contratar a 80 trabajadores en peligro de exclusión social.

guadalajara

El Ayuntamiento de Guadalajara ha presentado una nueva fase de su plan de empleo, uno de los mecanismos cada vez más utilizados por los consistorios, diputaciones y otras instituciones para hacer frente a los alarmantes niveles de desempleo que se registran en España desde hace años. En esta ocasión, Guadalajara confía en crear hasta 80 puestos de trabajo con el plan de empleo que se centra en favorecer a las pequeñas empresas de la ciudad y en los jóvenes desempleados en situación de emergencia social.

Aunque desde el consistorio manchego lo presentaron como una nueva fase del plan de empleo municipal, no deja de ser una iniciativa muy parecida del plan de empleo que ya se puso en marcha en el segundo trimestre de este año. El plan cuenta con un presupuesto superior a los 250.000 euros, y se dividirá en dos fases. La primera, con una partida de 157.900 euros, servirá para la contratación de 50 trabajadores; y en la segunda se puede ampliar hasta otros 96.000 euros y otros 30 contratos.

Las ayudas irán a parar a las empresas, y las pueden solicitar las personas físicas o jurídicas que formalicen un contrato con un trabajador desempleado. Eso sí, el trabajador al que contraten debe cumplir con una serie de condiciones, entre los que destacan que lleve al menos un año empadronado en Guadalajara y que esté dado de alta como demandante de empleo en las Oficinas de Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha antes de que se lleve a cabo la contratación.

Como es habitual en estos casos, el plan de empleo está dirigido en exclusiva a unos colectivos de población determinados. En este caso son jóvenes menores de 30 años, mujeres de más de 30 años y parados de larga duración (que habiendo trabajado antes, solo hayan trabajado un total de seis meses en los últimos cuatro años) o de más de 55 años. Fuera de estas condiciones se pueden acoger a las subvenciones las empresas que contraten a un trabajador con una discapacidad igual o superior al 33%.

Finalmente, se pueden beneficiar de las ayudas las empresas que contraten a trabajadores a las que les queden 6 meses o menos para acceder a la pensión de jubilación o víctimas de la violencia doméstica. Cada empresa que contrate a uno de estos trabajadores recibirá una ayuda de 1.033 euros al mes durante tres meses -3.100 euros en total-. Si el contrato firmado es de carácter indefinido, a esos 3.100 euros hay que sumarles una ayuda extra de 1.000 euros.

Vía: Sucurriculum

Foto: Pavelmadrid en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...