El futuro es el trabajo remoto

El teletrabajo sigue aumentando en nuestro país y es el futuro. Esta nueva forma de trabajar tiene grandes ventajas para trabajadores y empresarios, pero también algunas desventajas que se deben vigilar

trabajo remoto

Hace algunos años, el trabajo remoto era algo de ciencia ficción. Lo normal era acudir a un puesto de trabajo convencional, fichar, trabajar tus 8 horas y volver a casa. Eso sí, actualmente hay cada vez más posibilidades de trabajar desde cualquier parte del mundo.

La mayor ventaja del trabajo remoto es que el trabajador elige dónde trabaja. Puede ser en su casa, en un coworking o incluso en la playa. Eso sí, debe contar con los medios y herramientas necesarias para hacerlo, siendo casi siempre obligatoria una conexión a internet decente.

El trabajo remoto sigue creciendo en España

Aunque todavía estemos lejos de otros países, cada vez hay más teletrabajo en España. Esto lo cambia todo, pues facilita la conciliación laboral de los empleados, pues ahora tienen más flexibilidad y se ahorran el tiempo de desplazamiento a la oficina. Así mismo, no tendrá que seguir un código de vestimenta para ir al trabajo.

Así mismo, algunos contratos de teletrabajo funcionan por proyectos en vez de por horas. Esto hace que la libertad del trabajador sea total, pudiendo trabajar a la hora que quiera y evitar madrugar. También hay un auge del trabajo freelance, el cual es realizado por trabajadores autónomos los cuales trabajan para clientes y no para jefes.

Eso sí, esto también supone muchas ventajas para el empresario. En primer lugar, los trabajadores con más libertad suelen estar más motivados, por lo que son más productivos. Además, se puede ahorrar costes en espacio físico y materiales, aumentando también el talento disponible al contratar gente de todo el mundo.

Eso sí, no todo es positivo, pues hay que tener en cuenta ciertas cosas tanto si eres trabajador, como si eres empresario. El trabajador tendrá que tener en su casa las herramientas que antes le daba la empresa, como la conexión a internet y el ordenador.

Además, si ha sido contratado como freelance, tendrá que darse de alta como autónomo con todo lo que ello conlleva. Lo de trabajar en casa aislado puede ser una ventaja o desventaja según la personalidad del trabajador. En cualquier caso, sí quiere acudir a un espacio de coworking para estar con gente, tendrá que pagar una pequeña cantidad de dinero.

En cuanto al empresario, deberá vigilar la seguridad informática para evitar ataques de la competencia. Además, podría tener problemas con los trabajadores más perezosos, que podrían aprovechar la libertad para escaquearse.

Eso sí, nos guste o no, el trabajo remoto sigue creciendo y es posible que en el futuro hay mucho empleo de este tipo. De este modo, las empresas y trabajadores se deberían adaptar cuanto antes a esta nueva tendencia, para de este modo aprovechar al máximo sus ventajas y minimizar sus desventajas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...